Rechaza Suecia enviar a Julian Assange a los EU
El gobierno del país escandinavo aseguró que nunca extraditaría al fundador de WikiLeaks a un lugar donde se le pudiera imponer la pena de muerte.
El gobierno del país escandinavo aseguró que nunca extraditaría al fundador de WikiLeaks a un lugar donde se le pudiera imponer la pena de muerte.

BERLÍN, 22 de agosto.– La justicia sueca no extraditará al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, a Estados Unidos en caso de que éste pudiese llegar a ser condenado a la pena de muerte en aquel país por revelar secretos de Estado a través de su web.

“Nunca entregaremos a una persona que se vea amenazada por la pena de muerte”, afirma Cecilia Riddselius, vicedirectora de asuntos penales y cooperación internacional en el Ministerio de Justicia de Suecia en declaraciones al diario alemán Frankfurter Rundschau.

La funcionaria aseguró que la justicia estadeunidense no ha dado paso alguno para solicitar formalmente la extradición de Assange, al igual que no lo ha hecho por el momento ante las autoridades británicas.

Assange es reclamado por la justicia de Suecia por las denuncias de dos mujeres por presuntas agresiones sexuales que él ha negado reiteradamente.

Hackean páginas británicas

Mientras tanto, el grupo de piratas informáticos Anonymous se atribuyó ayer varios ataques contra páginas oficiales del gobierno británico como represalia por la actitud de Londres en el caso del encierro de Assange en la embajada de Ecuador desde hace dos meses.

Los ministerios de Justicia y el del Interior británicos reconocieron fallas en sus páginas, aunque descartaron el robo de información valiosa.

La oficina del primer ministro, David Cameron, dijo que su página había sido atacada sin éxito.

Advierten de sanciones

Por su parte, el diario The Washington Post advirtió en su editorial publicado ayer que el Congreso de EU podría disminuir fácilmente las preferencias comerciales otorgadas a Ecuador como respuesta al otorgamiento de asilo al hacker australiano.

La concesión de asilo, advierte el editorial, “podría tener consecuencias económicas desastrosas” para Ecuador. Y se pregunta “¿Vale Assange, realmente, la pena?”.

¡Comparte!

* * *