Pirmero la hambruna, ahora el cólera azota a Somalia

Héctor Miranda