Obama-Romney, primer round
Obama y Rommey
Los candidatos republicano y demócrata tendrán esta noche el primero de tres debates televisados.

DENVER.— El presidente saliente de Estados Unidos, Barack Obama, y su rival republicano, Mitt Romney, se enfrentan hoy en el primero de tres debates televisados con miras a las elecciones de noviembre, una prueba de temple, temperamento y brío ante decenas de millones de espectadores.

Más de tres mil periodistas han comenzado a converger sobre el campus de la Universidad de Denver (Colorado, oeste) en el que ambos rivales se enfrentarán durante 90 minutos.

Los republicanos hicieron eco ayer de declaraciones del vicepresidente Joe Biden, quien en un discurso de campaña en Charlotte afirmó que la clase media estadunidense había sido “devastada estos últimos cuatro años”. Son precisamente los años en que Obama y Biden han ocupado el poder, ironizaron los opositores.

“Estamos de acuerdo con Joe Biden. La clase media está devastada hace cuatro años y es por eso que necesitamos un cambio en noviembre”, se leía en la cuenta oficial de Twitter de Mitt Romney, aunque no es posible saber si lo hizo el propio candidato.

El campo demócrata, a su vez, advirtió ayer que Romney tendría que enfrentarse en el debate del miércoles a preguntas sobre si sus holdings en el exterior fueron creados para evitar el pago de impuestos.

Un informe del New York Times sugirió que el régimen fiscal de que gozaba Bain Capital, el fondo fundado por Romney, puede haber ayudado al republicano a aumentar su riqueza.

“Esto plantea muchas preguntas que la campaña de Romney debería responder y que él mismo debería responder mañana por la noche” (hoy), dijo la portavoz de Obama Jen Psaki. “Veremos qué tiene que decir.”

Los debates televisados, que dan la sensación de un combate por el título de los pesos pesados en el que un desafiante luchador intenta ganar por knock out o por puntos al campeón vigente, son la última y mayor esperanza de Romney para salvar su alicaída campaña.

Pueden ser también un campo minado para el presidente Obama, que intenta conservar la estrecha ventaja que mantiene en los sondeos de intención de voto con miras a obtener un segundo mandato.

¡Comparte!

* * *