Lanza EU alerta global por conspiración iraní
El ministro de Justicia estadunidense, Eric Holder, anunció el martes la inculpación de dos ciudadanos iraníes acusados de haber planeado el asesinato del embajador de Arabia Saudita, Adel Al-Jubeir, en el marco de una conspiración “concebida, organizada y dirigida” por Irán.
El ministro de Justicia estadunidense, Eric Holder, anunció el martes la inculpación de dos ciudadanos iraníes acusados de haber planeado el asesinato del embajador de Arabia Saudita, Adel Al-Jubeir, en el marco de una conspiración “concebida, organizada y dirigida” por Irán.

WASHINGTON, 13 de octubre.– Estados Unidos emitió una advertencia de terrorismo a sus ciudadanos y diplomáticos internacionales tras anunciar haber frustrado una conspiración iraní para asesinar al embajador de Arabia Saudita en Washington.

El Departamento de Estado dijo que la presunta conspiración “podría indicar un foco más agresivo por el gobierno iraní sobre actividad terrorista contra diplomáticos de algunos países, incluyendo posibles ataques a Estados Unidos”.

“Los ciudadanos de Estados Unidos que residan o viajen al exterior deberían revisar la Advertencia del Departamento de Estado sobre todo el mundo y otras informaciones de viajes cuando tomen sus decisiones sobre sus planes de viaje y actividades en el exterior”, señaló.

El gobierno de EU inició una serie de reuniones individuales con los embajadores de los países miembros del Consejo de Seguridad de la ONU para encontrar una respuesta diplomática al presunto complot iraní contra el embajador de Arabia Saudita en Washington.

No estaba claro qué reacción esperaba Estados Unidos del Consejo de Seguridad contra Irán, país al que Washington acusa de ser el cerebro de este intento de atentado, algo que Teherán desmiente.

El ministro de Justicia estadunidense, Eric Holder, anunció el martes la inculpación de dos ciudadanos iraníes acusados de haber planeado el asesinato del embajador de Arabia Saudita, Adel Al-Jubeir, en el marco de una conspiración “concebida, organizada y dirigida” por Irán.

La embajadora estadunidense en la ONU, Susan Rice, se reunió cara a cara con los embajadores de los quince países del Consejo de Seguridad.

La secretaria de Estado, Hillary Clinton, anunció que Washington iba a enviar, junto a sus aliados, “un fuerte mensaje a Irán y a aislarle todavía más de la comunidad internacional”.

Gran Bretaña y Francia indicaron que apoyarán las iniciativas estadunidenses. Por su parte, el embajador de Rusia en la ONU, Vitali Tchourkine, calificó el caso de “raro” en sus comentarios ante la prensa.

Washington advirtió que Teherán deberá “rendir cuentas” por su presunto intento de asesinar a un embajador,  minimizó la posibilidad de una acción militar e instó al mundo a actuar contra el régimen iraní.

Irán se defiende

El gobierno de Irán negó, por su parte, las acusaciones de EU y afirmó que es un golpe montado de Washington, al que advirtió que si le impone un enfrentamiento se llevará la peor parte.

Es un “escenario ridículo montado de arriba abajo” para generar tensiones entre Irán y sus vecinos árabes del Golfo, reaccionó inmediatamente Teherán.

“Las relaciones entre Irán y Arabia Saudita se basan en el respeto mutuo y una acusación sin fundamento como ésta no irá a ninguna parte”, dijo el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores, Ramin Mehmanparast.

Teherán dejó entrever, sin embargo, su preocupación por las posibles consecuencias de las acusaciones estadunidenses y avisó a Estados Unidos contra cualquier intento de “enfrentamiento”.

“No buscamos el enfrentamiento, pero si (Estados Unidos) nos lo imponen, las consecuencias serán más duras para ellos” que para Irán, dijo el jefe de la diplomacia, Alí Akbar Salehi.

Irán también puso sobre aviso al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y al Consejo de Seguridad sobre las “consecuencias peligrosas” que podrían tener las acusaciones estadunidenses en la estabilidad en el Golfo y en Oriente Medio.

Como parte de la escalada de acusaciones, el ayatolá Ali Jamenei, actual líder supremo en Irán, aseguró que la ola de protestas en Estados Unidos, encabezadas por los miembros de Occupy Wall Street en Nueva York, son un reflejo de la grave crisis del país y que, en última instancia, lograrán derrocar el capitalismo.

El ayatolá aseguró que “Estados Unidos está actualmente sumido en una crisis total, porque su fundamento corrupto ha sido mostrado al pueblo estadunidense”.

¡Comparte!

* * *