Israel intensifica ofensiva
gaza
El gobierno judío aprobó la movilización de 30 mil reservistas en el segundo día de ataques; es un posible paso hacia una incursión terrestre en la Franja de Gaza a raíz de la muerte de tres israelíes.

JERUSALÉN.- Las alarmas antiaéreas sonaron ayer en Tel Aviv por primera vez desde la Guerra del Golfo de 1991 por el lanzamiento de al menos un cohete contra la región colindante, informó el ejército israelí.

La aviación de Israel causó la muerte a 11 personas ayer en Gaza, en el segundo día de una nueva ofensiva militar, mientras que un cohete lanzado desde el territorio palestino mató a tres israelíes y otro cayó cerca de Tel Aviv.

La operación “Pilar Defensivo” inició con el asesinato del jefe militar de Hamas Ahmed Al-Jaabari el miércoles, pocos meses antes de las elecciones generales previstas para enero en Israel.

Desde el inicio de esta nueva ofensiva, las fuerzas israelíes han dado muerte a 20 personas, entre ellas cuatro niños y una mujer, e hirieron a otras 150, según fuentes médicas y del Movimiento para la Resistencia Islámica Hamas.

El premier israelí Benjamin Netanyahu afirmó que Israel “continuará llevando a cabo toda acción que sea necesaria para defender a su población” y el ministro de Defensa Ehud Barak autorizó que se llame a 30 mil  reservistas.

Por la noche, tres palestinos murieron en una nueva serie de ataques aéreos del ejército israelí contra la localidad de Beit Hanún, en el norte de la Franja de Gaza, indicó un portavoz de los servicios de urgencia médicos de Hamas.

El portavoz del ejército israelí, Yoav Mordejai, declaró que “no ha habido caída de cohetes” en la ciudad, lo que sugiere la posibilidad de que uno haya sido interceptado en el aire por el sistema de defensa antimisiles israelí “Cúpula de Hierro”.

Mordejai insistió en que las normas de seguridad para los ciudadanos de Israel siguen limitándose a un radio de 40 kilómetros de Gaza, lo que excluye Tel Aviv. “La noche no va a ser tranquila”, agregó.

En Gaza, los brazos armados de Hamas y la Yihad Islámica han reivindicado el lanzamiento de dos cohetes tipo Fajr, de fabricación iraní y 60 kilómetros de alcance, uno contra Yafa (Tel Aviv) y otro contra Rishon Le Tsion, cuarta ciudad del país.

En Tel Aviv sonaron las sirenas de alerta un minuto antes del impacto del proyectil y provocaron el pánico de los habitantes.

Rusia, Gran Bretaña, Egipto y Estados Unidos insistieron a Netanyahu y a los palestinos que eviten una escalada de la violencia. Por su parte, Irán calificó de “terrorismo organizado” el ataque militar efectuado por Israel.

El presidente de la autoridad Nacional Palestina,  Mahomud Abbas, tuvo que suspender su gira por Europa y regresar de inmediato a Cisjordania.

Hamas por su parte, que controla Gaza, rechazó “cualquier tipo de tregua”.

¡Comparte!

* * *