Focos rojos en los Estados Unidos por los tiroteos
La captura de un hombre armado en una función de Batman y las amenazas contra un teatro prendieron focos rojos en el país.
La captura de un hombre armado en una función de Batman y las amenazas contra un teatro prendieron focos rojos en el país.

NORTH RIDGEVILLE, Ohio. 8 de agosto.– La tensión generada por los tiroteos en un templo sij de Wisconsin y en un cine de Colorado, aumentó ayer por dos nuevas amenazas de ataque en Ohio y Nueva York.

La policía de North Ridgeville, en Ohio, informó ayer sobre la detención el sábado de Scott A. Smith, de 37 años, por intentar ingresar a una función de Batman The Dark Knight Rises portando un arma, municiones y varios cuchillos.

De acuerdo con el diario de Cleveland, The Plain Dealer, el gerente del cine y un policía fuera de servicio que resguardaba las instalaciones sospecharon de Smith y revisaron su bolso, en el que encontraron las armas.

Fue arrestado sin pormenores y su casa fue registrada el lunes por la noche.

El sargento de la policía de Westlake, Mark Krumheuer, dijo que Smith aseguró que portaba las armas “para protegerse y no para tratar de atacar a alguien”.

Pese a ello, Krumheuer dijo que es probable que Smith sea acusado por cargos relacionados con armas.

La detención del sospechoso ocurrió luego de que el 20 de julio pasado, James Holmes matara a 12 personas e hiriera a 58 en una función de medianoche de esa misma película en un cine de Aurora, Colorado.

Amenaza con repetir matanza

Por otra parte, la policía de Nueva York informó que enviará una citación judicial a la red social Twitter para que revele la identidad de un usuario que amenazó con perpetrar una matanza similar a la ocurrida en Aurora.

“Esto no es ninguna broma. Voy en serio, va a morir gente como en Aurora”, afirma uno de esos tuits, retomado por el diario New York Post.

Las amenazas fueron dirigidas contra el Longacre Theatre del Midtown neoyorquino, donde el ex boxeador estadunidense Mike Tyson protagoniza Una verdad indiscutible, un espectáculo en el que hace un repaso a su polémica vida y su trayectoria en el mundo del boxeo dirigido por Spike Lee.

Las amenazas habrían comenzado el pasado 29 de julio, dos días antes de la noche del estreno oficial de la obra.

“Dios, todavía estoy haciendo la lista de objetivos, quiero matar a un montón de gente”, asegura otro tuit, que llevaron a la policía a enviar una “petición urgente” a la red social para que revelara quién se esconde detrás de esas amenazas, pero Twitter se ha negado a hacerlo.

Tras la negativa, la policía presentó el recurso judicial y reforzó la seguridad del teatro.

¡Comparte!

* * *