Deja trenazo en Argentina 49 muertos y más de 600 heridos
Esta ha sido la tercera tragedia en importancia luego de los accidentes de Benavides en febrero de 1970, con un saldo fatal de 200 víctimas, y la del Tren Estrella del Norte, en el mismo mes pero en 1978, que dejó 55 muertos en la provincia de Santa Fe.
Esta ha sido la tercera tragedia en importancia luego de los accidentes de Benavides en febrero de 1970, con un saldo fatal de 200 víctimas, y la del Tren Estrella del Norte, en el mismo mes pero en 1978, que dejó 55 muertos en la provincia de Santa Fe.

BUENOS AIRES. 23 de febrero.- Un saldo de 49 muertos y 676 heridos, 200 de ellos de gravedad, dejó un accidente ocurrido en la terminal ferroviaria Once en la zona oeste de la capital de la Argentina.

A las 08:32 de la mañana, hora local, el tren compuesto por seis vagones completamente llenos de pasajeros no pudo frenar y chocó contra el paragolpes del final de la vía, lo que provocó el descarrilamiento de los primeros tres vagones.

Leonardo, un joven de 27 años que viaja en la llamada línea Sarmiento del ferrocarril del oeste de lunes a viernes, explicó que al interior del tren sólo se escuchó una fuerte explosión y luego todo fue gritos de espanto y dolor.

En pocos minutos comenzaron a llegar cientos de ambulancias y equipos de rescate para comenzar a atender a los pasajeros.

Los bomberos de la Policía Federal de este país y los grupos de rescate del gobierno de la ciudad de Buenos Aires fueron los encargados de evacuar a los heridos.

El primero y el segundo vagón fueron los más afectados, pues uno ingresó seis metros sobre el otro y ahí se registró la mayoría de víctimas.

El área de la Plaza Once o Miserere fue rodeada por efectivos de la Policía Federal y de la metropolitana, y fue necesario abrir rutas de evacuación libres de tránsito para agilizar el traslado de los heridos
de gravedad.

El director de sistema de ayuda médica pública, SAME, Alberto Crescenti, informó que la mayoría de los heridos tenían contusiones, laceraciones, fracturas expuestas y paros cardiorrespiratorios.

Cerca del mediodía, las autoridades daban por concluida la tarea de evacuación y el rescate de las víctimas fatales.

Es el tercer peor accidente

Esta ha sido la tercera tragedia en importancia luego de los accidentes de Benavides en febrero de 1970, con un saldo fatal de 200 víctimas, y la del Tren Estrella del Norte, en el mismo mes pero en 1978, que dejó 55 muertos en la provincia de Santa Fe.

Los trabajadores sindicalizados han denunciado la falta de atención técnica de los trenes que circulan en la línea Sarmiento, que traslada a medio millón de personas al día.

El delegado del gremio, Rubén Sobrero, dijo que el tren salió la noche del martes de los talleres de la localidad bonaerense de Castelar, a unos 20 kilómetros al oeste de la capital, donde le habrían revisado los frenos.

Otros dirigentes sindicales se apresuraron a declarar que el tren siniestrado forma parte de un lote de la marca Toshiba con entre 40 y 50 años de antigüedad y denunciaron, una vez más, el estado de la red de ferrocarriles del país, en manos de empresas privadas.

El secretario argentino de Transporte, Juan Pablo Schiavi, admitió que se investigan las causas del siniestro y adelantó que en en los dos primeros vagones –los más afectados por el impacto– había más gente que la capacidad estipulada.

“El tren entró a una velocidad habitual. Ahí está la parte del accidente, la incógnita o la responsabilidad. No sabemos qué ocurrió en los últimos 40 metros. El conductor estaba en su puesto y el tren no paró”, dijo.

Schiavi afirmó que el maquinista “es un joven de 28 años con una hoja de antecedentes buenísima y estaba descansado al momento que ocurre el accidente porque había tomado servicio unas estaciones antes”.

El conductor quedó herido y atrapado en su cabina pero logró salir con ayuda de los bomberos y Defensa Civil.

Cristina decreta duelo nacional

Tras el accidente, la presidenta Cristina Fernández suspendió una conferencia que iba a brindar en la Casa de Gobierno sobre el estado del conflicto con Reino Unido por las Islas Malvinas.

El gobierno argentino decretó dos días de duelo y suspendió los festejos de carnaval por los que estaba previsto un desfile mañana en la céntrica avenida 9 de Julio de Buenos Aires.

Mientras, el secretario británico de Estado de Relaciones Exteriores para América Latina, Jeremy Browne, envió sus condolencias en medio de la tensión entre ambos gobiernos por las islas y lamentó “la pérdida de vidas”.

“Mis pensamientos están con las familias de las víctimas y con los servicios de emergencia que ayudan a los involucrados” en el accidente, dijo desde Londres.

Mensajes similares enviaron los gobiernos de Estados Unidos, España, Bolivia, Chile y México.

¡Comparte!

* * *