Curan a bebé con VIH
VIH
El bebé fue tratado con antirretrovirales antes de haber cumplido 30 horas de nacido, algo que no se suele hacer.

CIUDAD DE MÉXICO.- Un grupo de médicos anunció ayer que un bebé que nació infectado con el virus del VIH al parecer se curó, gracias a un tratamiento más acelerado y fuerte del que se suele administrar normalmente a los recién nacidos.

El diario estadunidense The New York Times publicó ayer en su sitio web que un grupo de científicos que participa en una importante conferencia sobre sida en Atlanta dijo que el niño, que vive en el estado de Mississippi, tiene actualmente 2 años y medio y ya no toma los medicamentos para el VIH desde hace un año y ya no presenta más los síntomas de la afección.

El bebé  fue tratado con antirretrovirales antes de haber cumplido 30 horas de nacido, algo que no se suele hacer.

El diario explica que si se demuestra en otros bebés que  el tratamiento funciona se cambiaría la forma  de tratar a los recién nacidos infectados.

Las ONU estima que unos  330 mil niños se infectaron con VIH en 2011 y que más de 3 millones de  menores en el mundo viven con el virus.

De confirmarse, el menor sería apenas el segundo caso bien documentado de cura. La primera persona en sanar es Timothy Brown, conocido como “el paciente de Berlín”, un hombre con leucemia que recibió un trasplante de médula ósea.

Algunos médicos  consideran que es necesario confirmar que el bebé de Mississippi haya nacido realmente infectado. Si no, sería solamente un caso de prevención.

La doctora Deborah Persaud, profesora asociada en el Centro Infantil Johns Hopkins y autora principal del informe sobre el bebé, dijo estar segura de que el pequeño —cuyo nombre ni género fueron revelados— estaba infectado.

La doctora agregó que hubo cinco pruebas positivas en el primer mes de vida del bebé de que estaba infectado y que una vez iniciado el tratamiento, los niveles de virus en la sangre disminuyeron en el patrón característico de los pacientes con la enfermedad.

The New York Times informó que la madre del menor llegó a un hospital rural en el otoño de 2010 ya con trabajo de parto y dio a luz prematuramente.

Ella no fue atendida por un ginecólogo durante su embarazo y por lo tanto no sabía que tenía VIH hasta que una prueba mostró que podría estar infectada. El hospital transfirió al bebé al hospital de la Universidad de Mississippi con 30 horas de vida.

Ya en las nuevas manos médicas, la doctora Hannah B. Gay, pediatra, ordenó nuevas muestras de sangre para confirmar si el menor tenía el virus del VIH. Las pruebas hallaron un nivel  bastante bajo para un bebé. Sin embargo, puesto que los primeros exámenes fueron positivos, se determinó que el bebé se infectó en el seno materno y no durante el parto.

Normalmente un recién nacido con la madre infectada recibe uno o dos medicamentos como medida profiláctica, pero la doctora Gay tomó la decisión de utilizar tres fármacos sin que ni siquiera tuviera la confirmación de que el bebé estuviera infectado con VIH.

¡Comparte!

* * *