El líder de Corea del Norte, Kim Jong-Un, cruzó por primera vez la frontera con Corea del Sur

Corea: una nueva historia; cumbre por la paz
kim
El líder de Corea del Norte, Kim Jong-Un, cruzó caminando la frontera y fue recibido por el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-In, quien estaba acompañado de una guardia de honor vestida con trajes tradicionales.

Panmunjom.-Los líderes de Corea del Norte y Corea del Sur se dieron la mano este viernes, hora local, en la línea de la frontera entre ambos países, dando inicio a una cumbre histórica.

“Estoy feliz de conocerlo”, dijo el presidente sudcoreano Moon Jae-In al recibir a su homólogo Kim Jong-Un, que se convirtió en el primer gobernante de su país en pisar territorio sudcoreano desde la firma del armisticio que suspendió la guerra entre las dos coreas, en 1953.

Durante el saludo, Kim tomó de la mano a Moon y juntos cruzaron brevemente hacia territorio norcoreano.

Luego fueron recibidos por una guardia de honor que vestía trajes tradicionales coreanos y tocaba música coreana.

Ambos mandatarios ingresaron luego a la Casa de la Paz, donde se firmó el armisticio de 1953. Ahí, Kim escribió en el libro de visitas: “Una nueva historia comienza ahora, el punto de partida de la historia y una era de paz”.

Los líderes ingresaron luego a un salón privado para comenzar su reunión.

Se tenía programado que también plantaran un pino en la frontera utilizando una mezcla de tierra de las montañas de los dos países y de agua de sus respectivos ríos. El árbol, que es querido por las dos naciones, data de 1953, el año en que finalizó el conflicto.

Ahí se colocaría una placa de piedra donde podría leerse la frase “La paz y la prosperidad están plantadas”, junto a la firma de los dos líderes.

Luego volverán a reunirse por la tarde y luego asistirán a un banquete. Al cierre de esta edición, aún no habían plantado el árbol.

Dispuesto a la paz

Kim Jong-Un discutirá honestamente con Moon Jae-In todas las cuestiones que surjan para mejorar las relaciones intercoreanas y alcanzar la paz, la prosperidad y la reunificación de la península de Corea”, dijo la agencia de noticias estatal KCNA, antes de la partida de Kim de Pyongyang.

Esta reunión es la tercera cumbre intercoreana, después de los dos encuentros que se celebraron en Pyongyang en 2000 y en 2007, y marca un punto de inflexión tras un acercamiento diplomático que siguió a un periodo de alta tensión.

El tema del arsenal nuclear de Corea del Norte estará en el centro de la agenda después de que el país lograra un rápido avance de su tecnología bajo el mandato de Kim, que heredó el poder tras la muerte de su padre en 2011.

El año pasado realizó su sexta prueba nuclear, la más potente hasta la fecha, y lanzó misiles que son capaces de alcanzar territorio continental estadunidense, lo que acrecentó la tensión entre Kim y Trump, que intercambiaron amenazas e insultos.

El sábado Kim anunció una moratoria en los ensayos nucleares y balísticos.

El tema más complejo el es del desarme nuclear de Corea del Norte. “Cuando se trata de la desnuclearización es difícil decir en qué nivel se conseguirá un acuerdo”, dijo Jong Seok, jefe del gabinete de Moon y organizador del encuentro.

¡Comparte!

* * *