El jefe del Ejecutivo español dijo que “no se puede tomar posesión desde Bruselas”

Amenaza Rajoy con mantener intervención
rajoy
Mariano Rajoy, advirtió  que el gobierno central mantendrá intervenida la autonomía de Cataluña si el independentista Carles Puigdemont intenta gobernar la región desde Bruselas.

Madrid.-El jefe del Ejecutivo español, Mariano Rajoy, advirtió que el gobierno central mantendrá intervenida la autonomía de Cataluña si el independentista Carles Puigdemont intenta gobernar la región desde Bruselas.

En un evento en Madrid con miembros de su formación, el  Partido Popular (PP), Rajoy advirtió que el futuro presidente catalán “tiene que tomar posesión” del cargo y debe hacerlo “físicamente”.

No se puede tomar posesión desde Bruselas y si lo hace, el artículo 155 seguirá en vigor”, declaró el dirigente en relación con el artículo de la Constitución que permite al gobierno español, previa autorización del Senado, asumir directamente funciones desempeñadas por las autoridades de cualquier región cuando éstas incumplan las obligaciones que les imponen la Constitución u otras leyes.

Además, Rajoy calificó de “absurdo” que Puigdemont pretenda ser candidato a presidente de Cataluña estando en Bruselas “y fugado de la Justicia” y precisó que no es un problema de leyes, sino “de puro sentido común”.

En principio, esta excepcional intervención tenía que perdurar hasta la formación de un nuevo gobierno en Cataluña, después de que Rajoy destituyera ese mismo día al gabinete independentista de Puigdemont.

El exlíder catalán puede ser elegido otra vez como jefe del gobierno de la región porque la fuerzas independentistas sumaron mayoría absoluta en las elecciones del 21 de diciembre. Sin embargo, huyó a Bruselas tras ser destituido el 27 de octubre por Madrid y si regresa a España será detenido por presuntos delitos vinculados a su plan independentista.

Para evitar este riesgo, Juntos por Cataluña quiere que Puigdemont defienda su programa en una sesión de investidura por videoconferencia o mediante un discurso leído por otro diputado.

En total hay 17 diputados catalanes electos que están siendo investigados por delitos vinculados al plan independentista con el que Puigdemont abrió la crisis institucional más grave de las últimas décadas en España.

Particularmente difícil es la situación de ocho de ellos. Tres se encuentran en prisión provisional en Madrid, incluido el exvicejefe del gobierno Oriol Junqueras. Otros cuatro huyeron a Bruselas junto con Puigdemont y serían detenidos por los mismos cargos si regresan a España.

El Tribunal Supremo abrió la puerta a que los detenidos deleguen su voto en otros diputados, pero no está claro cómo harán los huidos para hacer valer su escaño. Lo más posible es que renuncien a su acta para que lo asuma otro diputado de la lista en su lugar, que pueda votar en la investidura, pero hasta ahora ninguno anunció ese paso.

La incógnita sobre el futuro de Puigdemont debe resolverse antes del 31 de enero, primera sesión de investidura, aunque la nueva legislatura comienza mañana.

Además, los independentistas también deben buscar la manera de asegurarse la mayoría absoluta en la Cámara con 70 escaños sobre 135.

¡Comparte!

* * *