A España cuando no le llueve…

Héctor Miranda