Una sirena en Los Cabos
Renate Herberger
Renate Herberger “La Sirena”, busca el apoyo de una lancha que la cuide durante su travesía por el Mar de Cortés, el único en donde a lo largo de los años ha logrado ver que aún se conserva vivo el coral y a pesar de los daños que ha sufrido, asegura estamos a tiempo de convertirlo en un santuario marino, si le apostamos por la pesca artesanal y deportiva.

San José del Cabo, Baja California Sur.- Con la finalidad de promover la preservación de los mares y santuarios marinos, Renate Herberger, mejor conocida como “La Sirena” hace travesías de larga distancia, nadando 8 horas diarias, equivalentes a 20 kilómetros, precisamente para lo que se encuentra en Los Cabos.

Compartió que está hecha para nadar y que sus travesías están llenas de fe, pues al meterse al mar restablece una relación personal con el océano como la cuna de la vida y desde donde ha podido ver que las acciones que realizamos como seres humanos, tienen sus consecuencias.

“He hecho travesías en México en dos ocasiones, esta sería la tercera y en Costa Rica ya cumplí seis y los cambios que he visto allá son muy deprimentes, hay lugares en donde ya no hay nada de coral, por eso mi interés de realizar mi travesía aquí en Baja Sur, porque el Mar de Cortés debería ser un santuario marino en donde sólo se permita la pesca artesanal y deportiva, ya que es uno de los pocos lugares en el mundo en donde no he visto mucho cambio en sus corales”, puntualizó.

El cambiar la pesca no sustentable por la artesanal y deportiva, es otro de los mensajes que Herberger quiere difundir con su nado, pues acciones como el arrastre camaronero, provocan la mortandad de muchas especies como la tortuga, ya que aseguró, el 98 por ciento de lo que capturan entre las redes, no son camarones.

“La meta real de esta travesía es la educación, pues los cambios solamente vienen cuando la gente es educada, el precio real al mar por ordenar un plato de camarones es la muerte de muchas otras especies, de ahí el concientizarlos, yo quiero ver que México diga que ya no permitirá la pesca de arrastre, sólo artesanal y deportiva”, subrayó.

De ahí que durante su estancia en Baja California Sur, tiene planeado nadar de San José del Cabo a Cabo San Lucas, luego de Cabo Pulmo a San José del Cabo y para finalizar, de La Paz a Cabo Pulmo, travesías sin fecha, pues aún está en búsqueda de una lancha que la acompañe, cuide su integridad física de ser necesario y le dé de comer cada 30 minutos, durante las 8 horas que permanece dentro del agua.

“Yo siempre voy con la corriente, para mí el nado no es una batalla contra el mar, yo hago el amor con el mar, es mi amante, cuando yo me meto al mar es algo tan natural que yo nunca me canso, la gente a veces no lo entiende, pero es algo suave para mí, es más la humildad de meterme y nadar 8 horas, es una oración; además dedico esta travesía a la memoria de mi hijo”, reveló.

Aunado a los nados, La Sirena espera lograr convenios con escuelas, para poder asistir a impartir pláticas a los alumnos y concientizarlos de la importancia de cuidar los mares.

 Para contactarla pueden llamar al celular 624 100 85 58, escribirle a renatemermaid@gmail.com o visitar su página web www.costaricamermaid.net

¡Comparte!

* * *