Estrella, sirena sudca, rompe sus propios límites

Héctor Miranda