Cuau, con un pie en el América

Héctor Miranda