Interesados, aún pueden inscribirse; el curso se lleva a cabo los sábados, en el Campus La Paz de la UABCS.

Arranca clínica de defensa personal

La Paz, Baja California Sur.- Con la participación de 103 personas inició este fin de semana la clínica de defensa personal que la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS) oferta a la población interesada en aprender tácticas de autoprotección física.

Al curso asisten un total de 70 mujeres, 22 hombres, 10 niñas y 1 niño, quienes durante dos meses aprenderán los protocolos de seguridad a seguir, hábitos de conducta y actuación, formas de defensa y bloqueos, entre otras técnicas vitales.

La dirección de la clínica cuenta con el apoyo del equipo universitario de Taekwon-Do ITF, a cargo del entrenador certificado Alfredo Madrigal Carmona, quien es el coordinador y capacitador de la misma.

 “Esta primera sesión llevamos a cabo una breve exposición sobre los fundamentos de la defensa personal, algunas consideraciones acerca de la legitima defensa, estrategias de prevención y recomendaciones de seguridad”, señaló.

Dijo que mediante este método, se pretende que los asistentes conozcan un método que más allá del arte marcial en sí mismo, les permitirá identificar riesgos, tomar las decisiones más adecuadas en alguna situación de riesgo y escapar en caso de peligro.

Por ello el entrenador celebró que el curso haya tenido tan buena respuesta, pues con éste la universidad busca contribuir a que la ciudadanía se informe, se cuide y sobre proteja su integridad física; claro está, sin exponerse de más ante una amenaza.

A pesar que la clínica inició formalmente este 24 de agosto, dijo que las personas que deseen asistir todavía pueden hacerlo, sólo tienen que acudir a hacer su registro personalmente al Departamento de Actividades Deportivas o llamar al teléfono 612-123 8800 extensiones 1640 y 1641.

El curso se llevará a cabo hasta el 26 de octubre, los días sábados, en horario de 9:00 a 12:00 horas, al interior del Gimnasio de los “Gatos Salvajes”, concluyó Madrigal Carmona.

¡Comparte!

* * *


Responder

Tu e-mail no seá publicado.