Al Chicharito le va mejor de lo que esperaba

Héctor Miranda