Vendía carne humana en su puesto del mercado

Héctor Miranda