Un burro para diputado

Héctor Miranda