Y la banda canceló su presentación el día del concierto.

Trabajó durante un año para ver a Slipknot

CDMX.- Aunque algunos sueños son más difíciles de conseguir que otros, es cierto que la mayoría pueden alcanzarse si se les dedica suficiente dedicación y esfuerzo, pero también hay que reconocer que ciertas cosas escapan por completo de nuestras manos, como le pasó a Axel, un adolescente que soñaba con ver a Slipknot.

Según contó Ana Sol Garza en un publicación de Facebook que se hizo viral, Axel, de 14 años, es fan de la banda estadounidense desde que era un niño pequeño, y al enterarse que de tendrían una presentación en México dentro del Knotfest, tomó la determinación de asistir a verlos, sin importar lo que tuviera que hacer.

Además del precio del boleto de entrada para el festival musical en el que la banda tocaría, Axel tendría que encontrar la forma de costear un par de boletos de autobús, pues él es de San Luis Potosí y Slipknot estaría en la Ciudad de México. En vista de que quizá su papá no podría costear el viaje, el joven fan decidió ponerse a trabajar ñas fines de semana.

Con la autorización y ayuda de su papá, que vende tacos, Axel encontró como ayudante en una taquería, y durante un año estuvo ahorrando todo lo que pudo de sus ganancias para poder cumplir su sueño musical.

El día llegó y Axel viajó junto con su papá a la Ciudad de México para ver a Slipknot, sus ganas eran tantas que permaneció formado con paciencia para ganar el mejor posible durante el concierto, pero como ya todos sabemos, esto no fue posible, pues una serie de disturbios y problemas de organización culminaron en la cancelación del evento.

Axel tuvo que volver triste a San Luis potosí, y días después, una usuaria de redes sociales llamada Ana Sol Garza, le contó la historia al mundo. Ante lo sucedido, la gente no se quedó indiferente y rápidamente comenzaron a enviar mensajes de amor y consuelo al joven.

También hubo quienes lo felicitaron por su perseverancia y por esforzarse para conseguir lo que desea, pero ahí no quedaron las cosas, otros no se conformaron con enviar buenos deseos y le ofrecieron al afectado viajes y boletos de autobús para ir hasta el próximo concierto de la banda de metal.

¡Comparte!

* * *