…como prueba de amor.

Se extirpó el ombligo y lo obsequió a su novio

Al estilo van Gogh, lo envolvió con un letrero de “Te quiero”.

Guadalajara.- No tenemos que irnos demasiado lejos para atestiguar las locuras que algunas personas hacen por amor.

Está el caso de Paulina Casillas Landeros, una chica de 23 años residente de Guadalajara que, para cortar simbólicamente su lazo familiar y demostrarle a su novio cuánto lo amaba, se extirpó el ombligo y se lo obsequió en una bolsa.

“No me llevaba bien con mis padres, criticaban con frecuencia mi estilo de vida, en particular los tatuajes y piercings. Estaba muy enojada, quería cortar todas las uniones de todo y de todos”.

Según informa un medio local, aunque el joven aún conserva el trozo de piel, la pareja terminó apenas meses después. “Hasta la fecha él lo guarda. Se ve negro, como un ‘frijolito’ apachurrado”, cuenta Paulina.

Sin embargo, se arrepiente de haberse quitado el ombligo, pues ahora se lleva muy bien con su madre. “Ella estaba triste. No puedo imaginar cómo debe sentirse que tu propio hijo quiera romper toda su conexión contigo”.

¡Comparte!

* * *