R.I.P al control remoto

El mando a distancia se creó en 1950 para ahorrar la molestia de tener que levantarse del sofá para cambiar de canal cuando hubiera anuncios o controlar el volumen del sonido. En 2012, se ha inventado el que puede que sea el sustituto de tan fantástico invento, y se ha hecho para evitar las molestias que supone el tener que buscar el mando,  levantarlo… ¿La humanidad se está volviendo demasiado perezosa?

Investigadores de Microsoft y de la Universidad de Newcastle han creado un dispositivo que permite cambiar de canal con tan sólo mover la muñeca. Y no sólo la tele. El invento también puede controlar otros aparatos como el móvil.

Se trata de una pequeña cámara que es capaz de reconocer pequeños gestos y los traduce para poder controlar el funcionamiento de otros aparatos. Por ejemplo, si recibimos una llamada al móvil, podremos descolgar con tan solo levantar el pulgar. Si nuestro smartphone estuviera conectado a un sistema de altavoces y micrófonos (como ocurre con el bluetooth del coche), podríamos hablar desde el sofá, cómodamente, sin necesidad ni de levantarse a buscar el móvil ni de sujetarlo contra nuestra oreja.

El proyecto se llama Dígitos, y sus creadores aseguran que podría ser utilizado fuera de casa. Tan solo haría falta llevarlo ajustado en la muñeca y que así reconociera gestos en cualquier lugar. También si el sistema estuviera instalado en un cajero automático, podría llegar a jubilar al famoso número PIN de la tarjeta de crédito: tan solo haría falta hacer una serie de movimientos con la mano para que el cajero nos reconociera y nos diera el dinero.

¡Comparte!

* * *