No les gustó a los contribuyentes el nuevo edificio-calzón

Héctor Miranda