Mamá lo obligó a tatuarse

Héctor Miranda