Le prohiben comprar un iPad … por no hablar inglés

¡Terrenos a cuatro minutos del centro de Cabo San Lucas!