¿Jugador sicario?

Héctor Miranda