Por el "invasivo" olor a carne de sus parrilladas

Demandó vegana a sus vecinos carnívoros

La australiana Cilla Carden demandó a su vecinos por creer que hacían parrilladas justo al lado de su cerca para molestarla ya que es vegetariana sin embargo en la corte desestimaron sus quejas.

Australia.- Cilla Carden, una mujer vegana, habitante de Perth, Australia, llevó a sus vecinos a la corte debido al constante olor a carne y pescado de sus barbacoas, el humo de sus cigarrillos, y los acusó además de ser ruidosos.

Según su propia versión, ella cree que estos actos no son simples acciones cotidianas, sino que lo hacen deliberadamente para molestarla.

«Lo pusieron justo al lado de mi cerca para que huela a pescado, todo lo que puedo oler es pescado», declaró la mujer a la televisora local 9News.

Carden es una terapeuta de masaje que vive en Girrawheen, en el norte de Perth, dice que la disputa en curso le ha robado la calidad de vida y afirmó que las acciones de sus vecinos son deliberadas.

El vecino de Cilla dijo que también quería dejar atrás los pleitos con su vecina Cilla, sin embargo en las imágenes que tuvo con la televisora local se aprecia que a pesar de tener un patio de gran tamaño aún tiene la parrilla con un sartén justo al lado de la pared Carden

Ella dice que no ha podido dormir y solo quiere vivir su vida en paz y es que el proceso legal se ha prolongado desde agosto de 2017.

No sólo son los olores, sino también una serie de disturbios de lo que ella se ha quejado, humo del cigarrillo, las sillas que raspan el concreto, luz reflectante hacia su patio y los sonidos de los niños jugando baloncesto y golpeando su pared.

Un vecino le dijo a la televisora Nine que había quitado la parrilla de barbacoa de donde solía tenerla y había dicho a sus hijos que ya no jugaran baloncesto en la casa. Sin embargo, en las imágenes de la televisora se aprecia que sigue teniendo una parrilla con un sartén justo al lado de la pared de su vecina Cilla Carden.

«Se demostró que las demandas de la Sra. Carden no eran razonables y en detrimento de la capacidad de los otros propietarios de disfrutar de sus lotes de manera razonable y aceptable», dijo otro vecino en un comunicado a Nine.

El presidente del tribunal supremo, Peter Quinlan, desestimó la apelación de Carden el mes pasado.

Cilla Carden es una terapeuta de masaje que vive en Girrawheen, al norte de Australia, asegura que sólo quiere vivir en paz y tranquila pero los ruidos de sus vecinos son ofensivos y deliberados

Él dictaminó después de considerar todo el material que no estaba de acuerdo con las demandas de Carden.

«El tribunal negó la justicia procesal de la Sra. Carden o actuó en su desventaja en el proceso judicial al no considerar pertinentes sus exigencias», según un vecino.

«A la Sra. Carden se le dio una oportunidad justa para presentar su caso, y el sabio miembro del tribunal condujo los procedimientos de manera justa y apropiada», se dictaminó en la sentencia.

Asimismo el juez alentó a todas las partes a «dirigir sus considerables energías hacia la resolución de sus diferencias lo mejor que puedan».

Las organizaciones de asistencia legal han advertido que un proceso de este tipo que involucre demandas ante las autoridades por disputas vecinales podría ser costosa y larga.

«Usted y su vecino deben llegar a un acuerdo, la resolución de disputas cara a cara puede ser una forma más fácil, rápida y económica de resolver los problemas», dijo el abogado de ayuda legal John Hammond al portal 9News.

Sin embargo Cilla está pensando apelar su resolución.

¡Comparte!

* * *