El error costó la vida de seis personas.

Confundió sacerdote gasolina con agua bendita

Nigeria.- El agua es inodora, incolora e insípida -incluso el agua bendita-, eso nos lo enseñan desde la primaria, pero un sacerdote del poblado de Lagos en Nigeria parece no haber aprendido muy bien la lección, pues, durante una ceremonia religiosa, confundió el líquido vital con gasolina y causó un fatal accidente en el que murieron 6 personas.

Resulta que el religioso tenía a la mano un contenedor con gasolina, que, al parecer, creía que era agua bendita, pues dentro de un ritual religioso de sanación que llevaba a cabo con un fiel, roció a éste con la sustancia flamable que segundos más tarde reaccionó al fuego de una vela que estaba cerca, explicó Ibrahim Farinloye, miembro de la Agencia Nacional de Manejo de Emergencias de Nigeria.

«El cura tomó un barril creyendo que contenía agua, ignorando que estaba llena de gasolina” explicó Ibrahim Farinloye.

Ambos involucrados resultaron envueltos en llamas, el sacerdote fue trasladado al hospital con heridas graves y el segundo perdió la vida en el lugar a causa del fuego. Tristemente, la tragedia no terminó ahí, el incendio generado en el incidente se extendió hacia el campo y alcanzó un gasoducto que dañado por el robo de combustible.

«Cuando estaba vertiendo el líquido sobre el hombre, una vela que estaba justo al lado prendió fuego y las llamas los envolvieron rápidamente» agregó Farinloye.

A consecuencia de los hechos ocurrido el pasado 5 de diciembre, el gasoducto explotó y causó la muerte de dos adultos y tres niños que estaban en la zona. Testigos grabaron la columna de humo causada por la explosión y el incendio.

 

¡Comparte!

* * *