California, buen lugar para que surfeen… las cabras

Héctor Miranda