La tortuga tuvo 800 hijos y ayudó a salvar su especie de la extinción en las islas Galápagos.

A los 100 años se retira Diego

Fue protegida en la década del 30 en Estados Unidos y ahora es el padre del 40% de los animales de las islas.

Ecuador.-Diego, la tortuga gigante de la isla Española que vivió en Estados Unidos y que tras su regreso al archipiélago ecuatoriano de Galápagos ayudó a salvar su especie al procrear 800 hijos, retornará este 2020 a su hábitat, donde hace varias décadas los seres humanos diezmaron a la población de esos animales.

Su retorno, planeado para marzo próximo, deriva del cierre del programa de reproducción en cautiverio de la especie Chelonoidis hoodensis, una vez que se evidenció la recuperación de las condiciones del hábitat y de la población de tortugas en Española, Ecuador. Así, Diego volverá a su hábitat natural, pero ya no como animal reproductor.

Estudios basados en modelos matemáticos con diferentes escenarios posibles para los próximos 100 años, revelan que la isla reúne «condiciones suficientes para mantener a la población de tortugas, que seguirá creciendo normalmente aún sin ninguna nueva repatriación de juveniles», según Washington Tapia, director de la Iniciativa para la Restauración de Tortugas Gigantes.

El director del Parque Nacional Galápagos, Jorge Carrión, explica que actualmente el archipiélago tiene sólo el 15% del número inicial de tortugas, estimado en 400 000 individuos, de quince especies originales.

​Arida, pequeña y de fácil acceso, la isla Española, situada en el sureste del archipiélago, perdió años atrás casi la totalidad de las tortugas principalmente a manos de piratas.

Carrión recordó que, antiguamente, el archipiélago era un refugio para piratas y balleneros que se abastecían de alimento en el sitio y se llevaban en sus barcos a las tortugas gigantes que podían «sobrevivir hasta un año, o incluso más, sin comer ni beber».

Con el paso de los años, lograron llevar al centro de reproducción en la isla Santa Cruz a catorce tortugas y repatriar a Diego de un zoológico en San Diego, hasta donde fue llevada en los años treinta. Y los quince lograron salvar a la especie.

Los trabajos de recuperación en la isla permitieron ahora la eliminación total de chivos, uno de los problemas del sector donde ya hay unas 2 000 tortugas, de las cuales 1 800 fueron repatriadas desde el centro de crianza, con una tasa de supervivencia del 52 %. En Española hay varios animales, como iguanas y lobos marinos, pero la presencia de las tortugas es indispensables para la supervivencia de otras especies como los albatros.

Esas aves requieren características especiales para llegar o despegar y, precisamente son las tortugas las que abren espacios.

¡Comparte!

* * *


Responder

Tu e-mail no seá publicado.