Una nueva pieza de Caravaggio, el maestro del claroscuro

Héctor Miranda