Un grito que ya se escucha…

Héctor Miranda