Raúl Antonio Cota y su búsqueda por desentrañar la potencia simbólica de los elementos de la materia
El poeta es un marino que aún no encalla en el refugio de la Verdad, pero hurga el verbo para lograrlo. Este 24 de junio, en el Patio-Foro del Centro Cultural La Paz (CCLP), presentará el poemario Arquitectura de la luz. La cita es a las siete treinta de la tarde.
El poeta es un marino que aún no encalla en el refugio de la Verdad, pero hurga el verbo para lograrlo. Este 24 de junio, en el Patio-Foro del Centro Cultural La Paz (CCLP), presentará el poemario Arquitectura de la luz. La cita es a las siete treinta de la tarde.

Aferrado a la magia y el asombro de la cotidianeidad, Raúl Antonio Cota ha emprendido una “búsqueda por desentrañar la potencia simbólica de los elementos de la materia (…) y de qué manera estos elementos influyen poderosamente en los actos cotidianos del Ser Humano”. El poeta es un marino que aún no encalla en el refugio de la Verdad, pero hurga el verbo para lograrlo. Este 24 de junio, en el Patio-Foro del Centro Cultural La Paz (CCLP), presentará el poemario Arquitectura de la luz. La cita es a las siete treinta de la tarde.

En la presentación del viernes próximo, Raúl Antonio Cota estará acompañado del secretario académico de la Universidad Autónoma de Baja California Sur, el escritor y poeta Dante Salgado; el presidente de la Asociación de Escritores Sudcalifornianos, Christopher Amador; y la Maestra Leticia Valencia León

El autor confiesa mantener una longeva atracción por “la materia geográfica sudcaliforniana”, lo que es notable en los viajes a los que invita en sus libros, como Refugio de ballenas y Temer al mar. Explica que su objetivo es “elaborar una simbólica del mar y del desierto a partir de (sus) vivencias personales”, manteniendo un sentido de universalidad en los elementos comunes de su entorno natural, por lo que pretende evitar incurrir “en una recreación paisajera y regionalista”, transformando “la arena, el mar, el desierto, las plantas, en una especie de naturaleza sublimada”. Uno de sus principales métodos es mantener la inocencia y alimentar el asombro. “El poeta es aquel que intenta siempre recuperar la infancia perdida”.

Podremos encontrar en Arquitectura de la luz ecos de sus influencias, como lo es el caso de uno de sus “maestros tutelares”, el epistemólogo francés Gaston Bachelard, de quien ha recorrido sus escritos (El agua y los sueños, La poética del espacio, El fuego y los sueños, El aire y los sueños) escudriñando el “desentrañamiento fenomenológico de la literatura”; así como ha sentado bases estéticas a través de la recopilación de poemas realizada en los años cuarentas por Jaime García Terrez, Cien imágenes del mar.

La ilustración del nuevo poemario de Raúl Antonio Cota se trata de  una de las Marinas del artista plástico Aníbal Angulo, con quien coincide en su intento por crear nuevas referencias simbólicas, “re significar”.

http://www.youtube.com/watch?v=BoNWqa_tCpM

¡Comparte!

* * *