Mario Vargas Llosa: Elegio de la lectura y la ficción

Héctor Miranda