Las amarguras ya son amargas… adiós a Chavela Vargas

¡Terrenos a cuatro minutos del centro de Cabo San Lucas!