Las amarguras ya son amargas… adiós a Chavela Vargas

Héctor Miranda