Fermín Reygadas: entre monturas, cueras, teguas y polainas

Héctor Miranda