En constante evolución El Colectivo Chunique
Un espectáculo de 360° donde hay persecuciones a punta de pistola entre las mesas, discusiones de los personajes entre el público y vasos de agua al rostro que pueden mojar a cualquiera.
Un espectáculo de 360° donde hay persecuciones a punta de pistola entre las mesas, discusiones de los personajes entre el público y vasos de agua al rostro que pueden mojar a cualquiera.

“El Colectivo Chunique” está creciendo, convirtiéndose en una compañía verdadera, autogestora, de producción propia, creadora de sus historias y capaz de montar espectáculos en casi cualquier sitio. Este 14 de abril en “Corazón Café” lo demostraron, presentando la segunda fecha de “Gardel de Bergerac: cada día canta mejor”.

El sitio es idóneo para el tipo de teatro que presenta Alfonso Figueroa Urías (dramaturgo, actor, director, productor y encargado de la compañía). La mezcla labriega y contemporánea de Corazón Café, de tonos terracota y contrastes en azul, verde y amarillo, sus mesas y su hermosa fuente de bombonas, crean un ambiente que de manera sencilla te lleva al Buenos Aires de “Gardel de Bergerac”.

Es un argumento sencillo, una disyuntiva, la pésima ecuación amor versus amistad, el trinomio prohibido. Gardel está enamorado de Rosa, la novia y futura esposa de su mejor amigo, José Razzano, pero lo que vuelve peculiar esta historia, es la combinación de personajes. Carlitos Gardel ayuda a Razzano a enamorar a su novia cantándole escondido bajo balcones, a lo Bergerac, mientras Rosa se enamora más y más de Razzano, hasta que la intuición de ésta, como la de toda mujer, pone los ojos en la voluntad del famoso cantante.

Si Gardel cada día canta mejor, Figueroa Urías cada obra escribe mejor. Hay una recurrente separación de los personajes con la obra, se muestran conscientes de ser actores y sus bromas se vuelven contextuales, hablando, de manera muy cuidada y furtiva, de temas actuales, de sitios locales, como El Triunfo, supuesto lugar de origen de Carlitos, en la obra, o su gran cualidad para el canto gracias a estudiar en la escuela de música del estado. Comedia inteligente y digerible, usted elige.

Un espectáculo de 360° donde hay persecuciones a punta de pistola entre las mesas, discusiones de los personajes entre el público y vasos de agua al rostro que pueden mojar a cualquiera.

Balandra Conde y Rocco Collins, no se sintieron tan complacidos con lo ocurrido en el escenario en su segunda fecha, pues existieron errores técnicos, de audio, principalmente, y Collins sintió desconcentrarse demasiado y no haber vertido suficiente pasión, “como en el estreno”, comentó. Lo cierto es que esto no lo notó nadie y con un buen bocado en el paladar los errores los siente sólo el actor. En todo caso, es fácil augurar éxito si continúan trabajando duro. Esperamos verlos en el Festival de Teatro BCS 2011.

http://www.youtube.com/watch?v=IoggRw9afwA

¡Comparte!

* * *