Fungió como asesor en un proyecto de animales tóxicos en el estado.

Colaboró biólogo de la UABCS  proyecto de Discovery Channel

La Paz, Baja California Sur.- Recientemente, el Dr. Carlos Sánchez Ortiz, profesor investigador de la Universidad Autónoma de Baja California Sur, colaboró con un equipo de biólogos que llevan a cabo un reportaje para “Discovery Channel” sobre especies terrestres y marinas  del mundo que tienen algún grado de toxicidad para el ser humano.

El catedrático, quien es experto en fauna arrecifal, asesoró a los científicos con dos especies de Baja California Sur, la corona de espinas, que es una especie de estrella de mar, y el pez piedra, conocido así porque al camuflarse se asemeja a una roca.

De acuerdo con el investigador, el proyecto en su totalidad consiste en visitar diferentes regiones del mundo donde se cuente con especies tóxicas o venenosas para elaborar un catálogo que, en una escala del 1 al 10, se registre el nivel de daño que causan en humanos.

Para ello, dijo que los científicos de Discovery Channel se pinchan o se frotan con la especie en cuestión para verificar el nivel de daño que causan en humanos y, al final, poder tener el mismo estándar de forma global.

El Dr. Carlos Sánchez señaló que además de los ya mencionados, en la entidad hay otros organismos marinos que son considerados tóxicos en alguna medida. Por ejemplo están las rayas, que tienen una púa que al momento de picar, inyectan una serie de bacterias en el torrente sanguíneo, produciendo un dolor muy intenso y hasta fiebre.

También encontramos a la morena, un pez con forma de anguila que habita en zonas rocosas; o las famosas aguamalas en la parte de invertebrados, que tienen pequeños arpones con ácido y que al picar también causan dolores muy intensos.

El investigador de la UABCS señaló que afortunadamente en los mares de nuestro estado no se tienen registros de especies que sean letales por toxicidad como en otras partes del mundo.

Sin embargo, se sabe que su picadura puede traer desde dolores muy intensos y fiebre, hasta una parálisis temporal de alguna extremidad corporal; aunque hizo hincapié en que las afectaciones muchas veces dependen de lo vulnerable de la persona y su fisiología, debido a que los niveles de dolor y tolerancia son muy relativos.

Entre las recomendaciones que el catedrático de la UABCS dio para aminorar las dolencias en caso de una picadura o mordedura de alguno de los animales mencionados, es poner la parte afectada en algo caliente para degradar la toxina y ayudar a que la inflamación disminuya.

En el caso del proyecto de la televisora estadounidense, que aún está en proceso, señaló que tendrá gran relevancia, pues permitirá contar con una escala estandarizada para validar el grado real de letalidad de diferentes especies, comprenderlas y sobre todo atender problemas que surjan por el contacto con ellas.

¡Comparte!

* * *


Responder

Tu e-mail no seá publicado.