Bajo un halo de segura irreverencia, estaba Gainsbourg

Héctor Miranda