Terrenos en Cabo San Lucas

Una gran jornada y el impulso para engrandecer la biblioteca de la escuela

La semana pasada recibí una llamada del profesor Antonio Bareño Arce

José Vasconcelos «Yo no vengo a trabajar por la Universidad,
sino a pedir a la Universidad que trabaje por el pueblo» 

La semana pasada recibí una llamada del profesor Antonio Bareño Arce, director de la escuela secundaria José Vasconcelos, enclavada en la colonia Diana Laura, invitándome a que participara en la jornada “Librotón 2017 Compartamos la Lectura,” que se desarrollaría el lunes 13 a partir de las ocho de la mañana. Gustoso acepté. Luego platiqué con la maestra Concepción Maribel González Martínez, y con la Doctora Victoria Cota Talamantes, que me entregaron la invitación personal y de viva voz me indicaron la programación.

Faltando diez para las ocho ya cruzaba el pasillo de la escuela, me recibieron y me llevaron a la Dirección donde saludé al maestro Bareño Arce. Platicamos y me mostró la novela La ciudad del canal, externando muy buenos comentarios sobre ella. Entró un joven, me miró y efusivamente me saludó y abrazó. Le mostró un cuaderno al director, me volvió a saludar y cuando se iba retirando les dije a los allí reunidos: “cuando era plebe yo le regalaba juguetes”, se rieron y El Mantequilla –así le decíamos- se retiró riéndose. Fueron llegando los demás invitados y la algarabía clásica de la adolescencia me hizo recordar los años de mi docencia en educación secundaria y preparatoria. En determinado momento nos trasladamos a la cancha de la escuela donde el alumnado ya estaba reunido. En el traslado saludé a otros Cachanías: al compañero Antonio –Tono- Gil Flores, oceanólogo por la Facultad de ciencias marinas de la UABC y con el que intercambio saludo cada mes en la reunión de “Escritores Sudcalifornianos, Asociación Civil.” En 1980 –imagínate caro lector “los viejos años-” en mis correrías por la alcaldía de Mulegé nos dio posada en su campo experimental en Bahía Tortugas. Luego saludé al compañero Federico Fernández que se desempeña en la SEP, y cuando ya iniciaba el programa saludé al compañero Rogelio Beltrán, nacido en Guerrero Negro, pero con raíz fundida en Cachanía ya que pertenece a la familia Beltrán Ruiz, familia de linaje en el arte. Su padre al que le decíamos el Buto, y que emigró el 54 a la salinera población, fue un extraordinario caricaturista de estatura tan grande como los mejores caricaturistas nacionales. Durante la programación “el Buto,” porque así apodan también a Rogelio, nos deleitó con el órgano y al rato con una bella melodía de Francisco Céspedes, para al rato “armar” su saxofón y darnos una verdadera prueba de arte. Así es la familia Beltrán.

Cuando las maestras y yo nos reunimos tomando un café en un local que está a la salida de Soriana, en la plática resultó que la compañera Concepción Maribel González, es del aguerrido Barrio El Canadá, dividido de Ranchería por el Arroyo que nace desde las inmediaciones del cañón Providencia, hija del conocidísimo Chato González, al que todo mundo lo conocía como “El Chato.” Todas las tardes pasaba por mi casa, gritando como siempre, con palanca al hombro y unos tambos.

La ceremonia fue muy agradable, con música, canciones, bailables, poesía, lecturas; al final el compañero Tono Gil nos leyó poemas de su reciente libro “La California, un mito.”  Donde “Niparajá formó una montaña para posar sus pies sobre la tierra.” “En medio del estruendo de sus pasos/ dejaba  silencios por la tierra/ y así, Anajicojondí, la que no tiene cuerpo/ solo el alma, se escuchaba/ entre el leve susurro de las palmas.

Por mi parte regalé dos ejemplares de mi premio estatal Ciudad de La Paz, en Crónica, “Ojos de madera cuchillos de vidrio,” narrando el tránsito de don José Rosas Villavicencio, y que a su paso por la meseta de Santa Águeda descubriera las bolas de cobre y mirara a cuatro indios sentados en las piedras donde él se sentaba, y que nunca volvió a ver hasta el final de la Crónica. Este tránsito de José Rosas –algunos llaman “Rosa”- permitió que históricamente se fundara el 7 de julio de 1885 la empresa minera de El Boleo que explotó los minerales de cobre hasta 1954. Mi correo: raudel_tartaro@hotmail.com

PASEMOS EL RUBICÓN: Y qué mejor ocasión para que la escuela celebrara el Librotón convocándonos a donar libros para la biblioteca de la institución.

El ilustre filósofo y humanista “José Vasconcelos Calderón  (Oaxaca, 27 de febrero de 1882-Ciudad de México, 30 de junio de 1959) fue un abogado, político, escritor, educador, funcionario público y filósofo mexicano. Autor de una serie de novelas autobiográficas que retratan detalles singulares del largo proceso de descomposición del porfiriato, del desarrollo y triunfo de la Revolución Mexicana y del inicio de la etapa del régimen posrevolucionario; es el alma del desarrollo de las bibliotecas y de la Bibliotecología en México que darían lugar a una cruzada contra el analfabetismo en el México posrevolucionario. Como rector de la Universidad Nacional y como secretario de Educación Pública impulsaría bibliotecas. En el México de los años veinte, con un alto índice de analfabetismo, por iniciativa de Vasconcelos se crea la Secretaria de la Educación Pública con el fin de solucionar el problema educativo nacional. Esta institución le permitirá dar continuidad a la labor educativa iniciada en la Universidad. Durante su función como servidor público, Vasconcelos inicia una serie de programas que hasta el día de hoy no han sido superados. Entre ellos se cuenta un ambicioso programa editorial que contempló poner a disposición del pueblo los clásicos de literatura, los cuales tuvieron impacto en la formación cultural del México posrevolucionario ya que se distribuyeron a lo largo y ancho del país, incluso a lomo de mula, el primer sistema de bibliotecas públicas, mediante el cual se enriqueció a las pocas bibliotecas existentes.”

Y el conductor del programa nos iba dando el dato de cuántos libros se llevaban donados. Empezó con unos 300 y al final de la ceremonia ya se habían donado ¡más de 600 libros!

Una gran jornada y el impulso para engrandecer la biblioteca de la escuela. Alea Jacta Est.- 14-11-17.- Miembro de ESAC.-


* * *


Una Respuesta de Una gran jornada y el impulso para engrandecer la biblioteca de la escuela

  1. Cabo San Lucas 15/11/2017 en 7:54 AM

    en la secundaria técnica 19 no existe bibliotecas laboratorio ni baños limpios es un verdadero desmadre puras promesas del supervisor a los padres de familia con decirles que no hay agua para los baños donde está la mejoría de la nueva educación para los chamacos

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.