Terrenos en Cabo San Lucas

Reforma constitucional

El mundo dantesco de la demagogia

Hace unos días el gobernador expidió el decreto que reforma la constitución estatal para crear el sistema estatal anticorrupción que, según él, es el “primer paso para extirpar un tumor maligno para toda la sociedad: la corrupción.” “Nada ni nadie por encima de la ley.” Dice, además, que es una iniciativa de naturaleza ciudadana porque el sistema contempla la creación de un comité ciudadano integrado por cinco personas que hayan destacado por su contribución en materia de transparencia, rendición de cuentas, procuración de justicia o combate a la corrupción. En materia de persecución de delitos habrá una fiscalía especializada en materia de combate a la corrupción, con autonomía técnica y de gestión y un tribunal de justicia administrativa.”

En el mínimo análisis a la estructuración del “famoso” sistema estatal anticorrupción podemos encontrar “un mar de tinieblas.” Veamos: dice que es el primer paso para extirpar el tumor maligno que es la corrupción. Y entonces, ¿en más de un año no había movido un dedo para “extirparla?” Luego lanza una frase contundente, pero temeraria: “nada ni nadie por encima de la ley.” ¿También será el primer paso para que nadie esté por encima de la ley? porque sus funcionarios han hecho y deshecho con nombramientos y chambas a cuatachos, amigos, compadres, hermanos, queridas, sobrinos, hijastros, primos, etc. etc. en la función pública, sin que los “agraciados” tengan méritos para tal chamba. Señor gobernador mande a uno de sus confianzas a que investigue sobre los trabajadores y parentesco con los jefes en las escuelas estatales de educación media superior (Cobach, Cecyte, etc.). Y dar chamba a incondicionales y familiares, es corrupción, señor “fiscal anticorrupción.” También dice que el sistema anticorrupción es de naturaleza ciudadana. Usted es el primero en no escuchar la opinión ciudadana: Allí están las reformas a la constitución, el nombramiento del procurador, la madriza en Punta de Lobos y mineros de Cachanía, la demolición de la 18 de marzo, la terquedad por borrar del mapa la casa del estudiante en la Ciudad de México, concesionar a un particular la administración del Centro de Activación Física y Bienestar, cuando declaró por los cuatro vientos que sería un centro para toda la ciudadanía, y que sería de máxima utilidad para la familia y juventud, en fin. Usted dice una cosa y hace otra en contra de la opinión pública… y eso, señor gobernador, se llama corrupción, prepotencia y autoritarismo. ¿Cuándo convocó a la ciudadanía a opinar sobre el sistema anticorrupción? Lo menos que le hubiese dicho la gente es que de leyes estamos hasta la madre, y que nunca las cumplen. ¿Cómo se va a integrar el comité ciudadano? ¿Va a convocar a reuniones públicas? ¿Y con qué metodología se determinará a los ciudadanos probos que hayan destacado por su contribución en materia de transparencia, rendición de cuentas, procuración de justicia o combate a la corrupción? ¿Cómo se van a calificar esas potestades? Obvio: los nombramientos recaerán en funcionarios o allegados al sistema. Esas cualidades que dice, son muy abstractas y fuera de medición objetiva. Pura palabrería hueca, señor gobernador. Usted es un “doctor” en el arte de pretender engañar con ese tipo de declaraciones: ciudadanos probos en el arte de transparencia, rendición de cuentas, procuración de justicia y combate a la corrupción. ¡Uf, Puf, Zas, Olé, Cáspita, Oh!!, demagogia pura, señor. ¿Y la fiscalía especializada cómo se integrará? Mucha chamba más para los que a más de un año andan volando alrededor de palacio.

El ciudadano gobernador no se cansa de ponderar su honestidad y lucha contra la corrupción a la que calificó de “tumor maligno para toda la sociedad.” Y resulta que si le echamos un ojito al presupuesto de egresos, tal como lo hice con el de 2016, nos quedamos fríos ya que tal como lo dijo el diputado Camilo Torres, hay rubros “escandalosos.” En mi colaboración del 19 de enero abordé el presupuesto de 2016, porque no tenía el de este año. Apunté que hay rubros muy sospechosos: compensaciones, otras ayudas, servicios generales, homenaje a maestros, útiles escolares, patronato para la reincorporación social etc. Me espanté con rubros como: otros asuntos sociales con 17 millones, productos alimenticios para personas, con 58 millones, conducción del gobierno y relaciones públicas, con 48 millones y le agregué el presupuesto de 18 millones de la dirección de comunicación social y dan la cantidad de 66 millones de pesos. Y luego me pregunto cuánto nos cuesta la publicidad del gobernador.

En el presupuesto de 2016 se le asignó al Dif la escandalosa cantidad de 170 millones.

Leí una declaración del diputado Camilo Torres, que tengo entendido la hizo al diario El Independiente; denuncia “los rubros escandalosos” del presupuesto 2017. Se apunta que en la oficina del ejecutivo se ejerció el año pasado en servicios generales 19 millones, y ahora se ejercerán 64 millones. En transferencias, asignaciones, subsidios y otras ayudas, en 2016 se ejercieron 4 millones y ahora se le adjudican 64 millones. Camilo Torres declara que en la Unidad de Comunicación Social y Relaciones Públicas, de Jesús Sobarzo Larrañaga, se ejerció, según el presupuesto del año pasado la cantidad de 17 millones 608 mil pesos, y en el de ahora aparecen 64 millones 706 mil pesos, para “repetir y repetir lo que no están haciendo.”  Mi correo: raudel_tartaro@hotmail.com

PASEMOS EL RUBICÓN: el 7 de febrero escribí: “el presupuesto de 2017 es de 13 mil 909 millones de pesos y seguramente el gobernador solicitará unos 5 mil más.” El diputado Camilo Torres apunta. “el gasto del presupuesto 2017 será aproximadamente de 17 mil millones de pesos. Yo apunté que sería como de 18 mil millones de pesos. El diputado habla del presupuesto asignado a la unidad de comunicación social y señala: “repetir y repetir lo que no están haciendo.”

Y también me pregunté cuánto nos cuesta la publicidad del ciudadano gobernador, cien, doscientos o más millones de pesos. ¿Cuántos millones de pesos gastará el gobierno en publicidad oficial? ¿Cuánto calcula usted amable lector? ¿Cuántos periodistas reciben dinero de comunicación social? ¿Irán a alcanzar los casi 65 millones? ¿En espectaculares, en propaganda, en periódicos, revistas, radio, TV. ¿Cuánto calcula usted?

Señor gobernador: si en verdad nada ni nadie por encima de la ley, empiece suprimiendo la publicidad oficial en 50 %, cancele todos los “convenios” a periodistas, suprima en 50 % el presupuesto al IEE y elimine el financiamiento público estatal a los partidos políticos, porque lo que gasta en esos renglones es dinero del pueblo y gastarlo así está fuera de la ley, y el que lo autoriza es un corrupto.

Predique con el ejemplo para creerle. Alea Jacta Est .- 28-02-17.- Miembro de ESAC.-


* * *


Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.