De presupuestos y otras linduras

De sueldos y austeridad

No tengo a mano el presupuesto de egresos del gobierno estatal: lo busqué por internet y solamente encontré el del año pasado. Del de ahora solamente tengo la cantidad total, pero no el desglose por rubro o dependencia. El asignado para este año es de 13 mil 909 millones de pesos, un poquito mayor al del año pasado. De lo que sí hay que estar ciertos es que en los presupuestos hay muchos renglones que difícilmente pueden ser comprobados. Rubros muy generales como: servicios generales, compensaciones,  otras ayudas, programas de lectura, homenaje a maestros, útiles escolares,  apoyos diversos, programa de inglés, lentes, canastilla materna, aparatos ortopédicos, apoyo a educación media superior, patronato para la reincorporación social, otros asuntos sociales (17 millones), otros arrendamientos, productos alimenticios para personas (58 millones) y todas las etcéteras que usted guste. En el renglón de alimentos para personas, ¿a qué se referirán en el presupuesto? ¿A desayunos escolares? En los rubor oscuros se van muchos, pero muchos millones de pesos. Hay un renglón que dice: “conducción de gobierno y relaciones públicas,” en el presupuesto del año pasado está asignada la cantidad de 48 millones de pesos, más el presupuesto de la dirección de comunicación social que fue de 18 millones de pesos da la terrorífica cantidad de 66 millones de pesos. A menos que un erudito contador diga otra cosa, yo quedo pasmado. ¿Cuánto nos cuesta la publicidad del gobernador en los medios de comunicación? ¿cien, doscientos o  más millones de pesos? El gobierno federal gastó en publicidad oficial más de doce mil millones de pesos.

La contraloría “manejó 20 millones, la oficina del secretario general 23, la subsecretaría cuatro, la subsecretaría de administración 55 millones y la dirección de mercadotecnia y promoción turística nos costó 162 millones de pesos. El Dif manejó 170 millones, el instituto de radio 30 y el instituto de la mujer 15.

De esa realidad se debería ocupar el señor gobernador; de esa cruda realidad nos debería de hablar e informar en lugar de anunciar que se reduce el sueldo en 20 % y sus funcionarios diez por ciento. Debería haber anunciado una reducción de sueldos en 30 % cuando menos en todo el estado, hasta los regidores… qué decir de los hampones que depredan el congreso del estado. Como la famosa división de poderes no existe ya que él ordena lo que sea, debe ordenar  el 30 % en reducción de sueldo.

No basta señor gobernador el que nos haya informado que se redujo el sueldo; falta poner orden en el Dif estatal, que se acaben las giras de “los reyes magos”, las jornaditas de Rigoberto Mares, ya que el PAN es una oficina más que promociona la imagen de usted.

Si en verdad quiere que el pueblo le crea cancele publicidad oficial, los espectaculares, reduzca las giras, viáticos, gastos de representación etc. Si usted cancela publicidad oficial del ejecutivo y las dependencias, ¿los medios de comunicación se “desvivirán” por usted y sus funcionarios? Deje únicamente al instituto de radio y televisión que al fin de cuentas es lo único que hace, pero el gasto no sería  criminal como el que ahorita sangra las finanzas del gobierno que son las finanzas del pueblo. Ayer escuché que su esposa, jefa del Dif, andaba por Mulegé en las fiestas de Reyes… no dilata en salir el Rigo Mares con la misma puntada. Mi correo: raudel_tartaro@hotmail.com

PASEMOS EL RUBICÓN: De nada sirven, señor gobernador, las fiestas (de pan y circo) del tal Rigo Mares y las que su esposa organiza con los famosos reyes magos. En nada aliviarán la pobreza del pueblo, y en cambio, todo ahorro es necesario. En esta grave crisis usted debe abstenerse de ese tipo de actos y el culto a la personalidad. Elimine en 50 %, cuando menos la publicidad oficial. Obligue a los periodistas y partidos políticos que se rasquen con sus uñas. Ese ahorro úselo en becas, apoyos a familias muy pobres. Reparta cientos de cobijas, chamarras y ropa de invierno. Programe una agresiva campaña familiar.

Lo mismo para el alcalde de La Paz. No se enterque en realizar el carnaval. La familia muy pobre no tiene humor ni para ir al malecón. Aproveche los 17 millones comprando camiones recolectores de basura. Supongamos que cuestan un millón de pesos. Compre 17 y la sociedad se lo va agradecer, no los pachangueros del carnaval. Alea Jacta Est.  19-01-17 Miembro de ESAC


* * *


Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.