Terrenos en Cabo San Lucas

 Por leyes, agrupaciones, comités ciudadanos, asociaciones…no paramos

Entonces, ¿para qué tantos organismos, asociaciones, clubes, consejos, magistraturas, presidentes, si en la práctica solamente están para recibir órdenes del gobernador?

Ayer leí en un diario digital unas declaraciones de la C. Lucía Frausto Guerrero, directora de Observatorio Ciudadano Cómo vamos La Paz, en las que se refiere a las obras de remodelación del malecón y se conforma con “que no quede como estaba”. Luego se queja de que “no conocemos el proyecto ejecutivo” y que por lo tanto no pueden dar una opinión.

Y es la directora del observatorio ciudadano “cómo vamos La Paz”, imagínese usted caro lector, qué sabremos los demás que somos los de a pie y no se nos toma opinión para nada. Si la directora de un organismo de tanta jerarquía por el título que ostenta: “Observatorio Ciudadano, Cómo Vamos La Paz” no sabe cómo vamos en el malecón, mucho menos nos rendirá cuentas sobre la corrupción galopante en esta ciudad, el tráfico de influencias para colocar hasta “la perrita Chihuahua” en dependencias y escuelas de los subsistemas estatales, hijos, hermanos, compadres, amigos, recomendados colocados sin tener perfil alguno en la administración pública pisoteando los derechos de los demás. ¿Entonces el rimbombante nombre de observatorio ciudadano es puro blof? Y luego lo adornan con: Cómo vamos La Paz. Los de a pie no necesitamos títulos de observadores y analistas de cómo vamos en La Paz, para darnos cuenta de que la ley se maneja al capricho del poder y el dinero, de que en el Poder Judicial el compadrazgo y el tráfico de influencias son escandalosos, así como la opacidad, contubernio y danza de millones caminan por las cuatro paredes del recinto legislativo donde los diputados no saben ni cómo andan en su casa, mucho menos en la casa comunal.

Luego la directora de observatorio ciudadano declara que “hay una contraloría social para lo del malecón, pero no tienen ninguna información”. Es decir, la contraloría social al igual que el observatorio ciudadano sirven para maldita la cosa. Pero sí sirve el observatorio ciudadano para “dar espacio” a su directora y salga “de repente” en la tele y sea tomada en cuenta por el “hacedor de toda la política y nombramientos”.

Por ser directora de Observatorio Ciudadano Lucía Frausto González –aunque sea un mero blof- es integrante de la Comisión de Selección, una de las estructuras del Sistema Anticorrupción de Baja California Sur. Esta comisión hace muchos meses se nombró y en teoría es la que seleccionaría al Comité de Participación Ciudadana, comité de una gran importancia –en teoría- ya que de él deberá salir el responsable de los dos comités (el comité ejecutivo y el de participación ciudadana)

Si no sabe “cómo vamos La Paz” mucho menos sabrá sobre la importancia de contar con un sistema anticorrupción completo.

Entonces, ¿para qué tantos organismos, asociaciones, clubes, consejos, magistraturas, presidentes, si en la práctica solamente están para recibir órdenes del gobernador?

¿Ya se olvidaron los “estudios profesionales” para decir que la 18 de marzo era una chatarra? ¿O que la Casa del Estudiante Sudcaliforniano en la Ciudad de México no era confiable y ponía en peligro la integridad de los jóvenes allí albergados? La Casa del Estudiante aguantó el terremoto de 1985, y, recientemente elde septiembre y a los días otro que lesionó gravemente algunas entidades del sur de la República? Mi correo: raudel_tartaro@hotmail.com

PASEMOS EL RUBICÓN: Ya lo he repetido mil veces: ¿Qué será más importante contar con un mundo de “organizaciones y observatorios ciudadanos” que al final de cuentas no saben quién ganó la licitación y construye el malecón, cuánto costará su terminación y la vida útil, etc. etc. o contar con un sistema estatal anticorrupción completo que nos permita cierta capacidad para denunciar el mundo de tropelías que se cometen en todo el estado?

Los cerebros de cantera dicen o pueden decir que a nivel nacional no se ha podido nombrar el fiscal anticorrupción y que por eso “no deben preocuparse de que aquí no haya Comité de participación Ciudadana y mucho menos el fiscal”

Pero al pueblo se le debe informar con veracidad y cumplirle, no utilizar el poder para seguir mintiendo descaradamente, promulgando leyes, nombrando comités y organismos que no sirven para nada.

Tal es el caso del Observatorio Ciudadano cómo vamos La Paz. Cuando se escucha tal nombre la ciudadanía puede pensar que sus integrantes se la pasan todo el día observando el acontecer social para informar a las comunidades… parece la mera verdad, y no saben nada de nada de lo que pasa en La Paz. Alea Jacta Est.- 08-05-18.- Miembro de ESAC.-


* * *


Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.