Nada los conmueve ( I )

Cómo se mirarían las glamourosas damas en compañía de la esposa del gobernador

Viajes y corrupción

Delincuencia y diputados

Cómo se mirarían las glamourosas damas en compañía de la esposa del gobernador, que aparecen en primera plana en prensa escrita y digital, si recorrieran –a pie- uno de tantos cinturones de miseria –la Pasión, Agua Azul, Márquez de León- en los que algunas familias se guarecieron como pudieron de la pequeña lluvia que cayó en la ciudad? Cómo se mirarían platicando con la señora que casi llorando decía que no tenía nada y señalaba a un cuarto de cartón, cobija en el espacio de la puerta, techo caído por el peso del agua? ¡Qué contraste más lastimoso entre la vestimenta de esas damas y las señoras que visten casi con harapos!

Nada los conmueve: hacen escarnio  y festinan la miseria cuando aparecen en la prensa anunciando mil “programas sociales” cuando en la vida real nada les importa la vida miserable de las comunidades. Nada les importa el que haya cientos de familias viviendo casi en la barbarie con cuartos de cartón, mal hechos, techos de lonas de alguna campaña, ventanas cubiertas con cartón y en lugar de puerta una cobija vieja, sin los mínimos servicio públicos, y qué decir del derecho a la escuela  y la salud… nada los conmueve mientras ellas, los altos funcionarios y el gobernador, nunca en la vida han sufrido por algún satisfactor. Nada los conmueve cuando el cínico y corrupto Godínez anuncia “nuevas estrategias” de protección civil regodeándose en que tienen capacidad para albergar más de 30 mil damnificados, número impresionante que retrata la desigualdad social y la marginación. Deberían sentir vergüenza –no tienen- cuando por su boca certifican que cada día es más grande la brecha entre el poder y la pobreza.

Nada los conmueve cuando el gobernador declara: “sabemos que la mejor medición de un mejor futuro es una sociedad sudcaliforniana digna, entendiendo por digno aquello que logra la inclusión económica y social de la mayoría de sus integrantes, lo que se traduce en una sociedad de oportunidades igualitarias en materia de salud, educación, empleo, cultura, negocios, participación democrática y acceso a los beneficios en asistencia social.” Y podría llenar varias cuartillas desmenuzando “los profundos y filosóficos conceptos” que el gobernador tiene para demostrarnos, una vez más, que es doctor en fantástica demagogia. Cómo decir, por ejemplo, que la sociedad sudcaliforniana es digna en lo económico y social? Y la Tv nos muestra el mundo dantesco en que viven miles de familias en toda la entidad a las que sus ingresos económicos no le permiten comprar bloques para hacer “un maldito cuarto” para no ser “beneficiados” por el maldito Godínez en la temporada de lluvias que ya llegó. Y esta realidad material los hunde en una realidad existencial que niega la inclusión social. Aunque a lo mejor para el gobernador “la mayoría de los integrantes” son la alta jerarquía que él dirige, las pobres señoras que se le prenden del pescuezo y la prensa festina tan burda realidad contrastante. A lo mejor la mayoría somos los que tenemos una vida más o menos pasable y no los miles y miles que carecen casi hasta lo indispensable. Cómo hablar de una sociedad de oportunidades donde miles fueron orillados al narcomenudeo y están quedando más de 250 familias –y habrá muchas más- enlutadas? donde prolifera la nueva clase social de los pepenadores, malabaristas juveniles en plena calle y en verano, los que como primates revuelven los contenedores para ver si encuentran un pan podrido para “contener” el hambre? A esa sociedad de oportunidades se referirá el gobernador? O serán los cientos de jóvenes que no lograron inscripción en la secundaria cercana a su casa, en el tecnológico o en la universidad? Seguramente que el gobernador no ha ido –ni por error- al Issste, Seguro y al Salvatierra, principalmente a urgencias para que mire que su slogan de campaña “ningún paciente impaciente” vale pura madre. Sus funcionarios y las damas que acompañan a su esposa concurren a la medicina privada. Los burócratas de segunda para abajo, los obreros y los pensionados no tenemos esa capacidad económica: Mi correo: raudel_tartaro@hotmail.com

PASEMOS EL RUBICÓN: En qué bolsa de la economía proletaria cabrá eso de: “oportunidades para los negocios?” Los desempleados, los pepenadores, los corridos por Armando Martínez, los burócratas, los pobres y los muy pobres pensarán en emprender algún negocio? Cuando el gobernador habla de su mundo mágico y fantástico debería tener un poquito de consideración para este pueblo sudcaliforniano que ya raya en la pobreza y la histeria colectiva. Y se atreve a hablar de “participación democrática” cuando él es el resultado de la más escandalosa elección de estado en la que su cuatacho Marcos Covarrubias –al que no le auditaron ni auditarán su cuatrienio- dispuso de millones de pesos del pueblo para que ganara y así seguir solapando la corrupción escandalosa que es política pública desde los doce años del nefasto leonenarzi (gobierno de Leonel y Narciso) Cómo hablar entonces de participación democrática si ni el 25 % de la ciudadanía “votó democráticamente” por él? Cómo hablar de participación democrática si el ejemplo de la antidemocracia está en el congreso donde sus tamemes diputados panistas aprueban sus iniciativas y niegan las de la oposición? Alea Jacta Est. (continuará) 02-06-16


* * *


Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.