Miscelánea revolucionaria

Ni para pinar las escobas tuvieron

Discurso: “La Revolución de Independencia y la Revolución Mexicana fueron el hijo espurio de la nacionalidad porque si en 1810 Morelos en su pensamiento promovió leyes “que moderaran la riqueza y acabaran con la pobreza, aumentaran los derechos y la paga a los pobres, igualdad ante la ley, y Zapata y Villa continuaron la lucha revolucionaria plasmando el ideal en el Plan de Ayala y la consigna de tierra y libertad y la tierra es de quien la trabaja, se apoderaron de tierras de los hacendados y las repartieron a los campesinos y soldados, con el asesinato de Zapata el 10 de abril de 1919, y el de Villa el 20 de julio de 1924, fueron el inicio del asesinato a la lucha por la libertad y la justicia. Sus asesinos, que fue el gobierno, cancelaron la lucha por la justicia social. Este 20 de noviembre no podemos ni debemos festejar el triunfo de la revolución porque si Morelos, Villa y Zapata tomaron las armas para que hubiese una patria que moderara la riqueza y acabara con la pobreza, aumentara los derechos y la paga a los pobres e igualdad ante la ley, la realidad nos demuestra que ahora la brecha entre los millonarios, caciques, hacendados y políticos corruptos, esa brecha, digo, cada día es más grande en la que los pobres, los asalariados y los campesinos viven con mil necesidades mientras los poderosos se burlan de la ley y la justicia social. El grito de tierra y libertad y la justicia social son mera palabrería de los que hoy “festejan la revolución mexicana.” Hoy debemos de llenarnos de vergüenza porque a 205 años de que Morelos luchó por moderar la riqueza y terminar con la pobreza, y a 105 años del grito libertario de Villa y Zapata, nuestra patria se debate entre la injusticia y la miseria material y espiritual. Millones de mexicanos en la miseria mientras unas cuantas familias detentan el 90 % de la riqueza nacional.”

Discurso: “Ciudadano gobernador, público que nos acompaña: Hoy 20 de noviembre todos los mexicanos reconocemos la gesta heroica de los mártires de la revolución, que con su lucha nos han entregado una patria más justa donde la justicia social es la premisa fundamental de todo buen mexicano; donde la justicia es la punta de lanza para que el gobierno siga creando la riqueza para todos. Hoy festejamos un aniversario más que hace de nuestro país una patria de grandes oportunidades.”

El primer discurso es el de un verdadero luchador social –que nunca será orador oficial- y el segundo es el de un “político” que desde siempre ha sido parte de la administración pública, como los que brincaron del PRI al el PRD y ahora despachan en oficinas con sueldos que son una bofetada al sentido común y la pobreza.

En esta miscelánea revolucionaria y después de 105 años de que los revolucionarios _Villa, Zapata, Flores Magón, Filomeno Mata, y miles y miles que han muerto luchando por la libertad- entregaron su vida por la justicia social, nuestra patria es una patria que se “nos desbarata en las manos” por la corrupción, el cinismo, incapacidad y demagogia de “los nuevos hijos de la revolución” que viven en la burbuja de la corrupción.

En esta miscelánea revolucionaria nos encontramos con el “verbo revolucionario” de Álvaro de la Peña, segundo a bordo, que dice: “ya no matan, por eso ahora roban más… pues ya no hay venta de droga.” Quiere decir, entonces, que ya no hay asesinados por los sicarios…¿Y en dónde mueren los drogadictos por falta de consumo de la coca, mariguana, cristal y chuqui? Porque en esta ciudad, de ser cierta la tesis del secretario general de gobierno, los cientos de adictos hasta los tuétanos, deberían estar tirados por muchas calles de la ciudad.

En esta miscelánea revolucionaria el gobernador pide ayuda a Estados Unidos “porque la constitución no se lo prohíbe” para que den cátedra contra la delincuencia, crimen organizado, robos, asesinatos y transparencia.

En esta miscelánea revolucionaria paceña, los “honestos panistas” ya no hallan la puerta, claman a la federación y piden ayuda al pueblo hasta para barrer las calles. Mi correo: raudel_tartaro@hotmail.com

PASEMOS EL RUBICÓN: El gobierno de Armando Martínez está tan rejodido que ni siquiera tuvo dinero para mandar pintar de azul los mangos de la veintena de escobas, con las que apareció en una foto, acompañado de su “legión” de incondicionales, y los palos –de las escobas- se miraban muy bonitos pintados de rojo… brillaban. Y los panistas están tan engolosinados al grado de que si hubieran tenido para pintarlos de azul, lo habrían hecho.

Están tan fuera de la realidad social que creen que el pueblo los aplaude cuando “denuncian”: “los priistas se llevaron hasta el arbolito de navidad y los adornos navideños; recurriremos a las empresas para que nos apoyen, y al pueblo para que vaya al cerro atravesado y corte torotes para adornarlos.”

Mientras, la sangre de los miles de asesinados por la lucha por la libertad, en unos cuantos años les llegará hasta la suela de sus zapatos y el clamor de la justicia y la pobreza, les romperá el tímpano Puppiano y Azamorado. Alea Jacta Est. 24-11-15


* * *

Una Respuesta de Miscelánea revolucionaria

  1. el mechudo 26/11/2015 en 4:07 PM

    Y,todo esta podredumbre seguirá y seguirá mientras nomas hablen hablen y escriban,Lo ke se tiene k hacer es apoyar las tesis y la lucha del único personaje k también habla sus tesis de justicia,y organización en contra del régimen prianistard,ke tiene Jodido ala nación.Ese personaje se llama AMLO;no se porke varios dizke dela oposición le tienen tanto odio y repudian al único k puede ser el k inicie un cambio desde la raíz del régimen corrupto k vivimos.

Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.