Terrenos en Cabo San Lucas

Los tres regalos de navidad del gobernador

El nuevo procurador

Porque no considero capaces a ninguno de los diputados panistas –y a los demás los mayoritean- de presentar alguna iniciativa que no haya pasado por la oficina del ejecutivo.

Hace unos días llegaron al acuerdo de eliminar todas las preseas que en homenaje rendían y entregaban a personas a las que los diputados calificaban. La más polémica fue el mérito periodístico que año tras año se entregaba a comunicadores –aunque algunos son del gobernador y la noticia oficial- por 25 y 30 años en el periodismo. Esta designación siempre causó desacuerdos ya que calificar a periodistas resulta muy discutible y siempre habrá inconformidades. Eliminar todos los reconocimientos fue una buena medida ya que había hasta “por el más tonto del año.” También eliminaron “el traslado de los poderes a los municipios. Y aquí una remembranza: En el sexenio de Ángel César, cuando los que luchábamos en Cachanía creíamos en la actitud democrática de los gobernantes, nos apersonamos, marchando por la calle principal, hasta llegar al lugar donde se realizaba “el cambio de podres.” Nada pasó, puras promesas, y dos veces nada más fuimos a Mulegé pueblo. Hoy ya no habrá “balconeo” para saludar al gobernante…¡qué bueno!

El segundo regalo es el que nos obsequió el 14 del mes –un día antes de mi cumple- ya que fuera de toda lógica el gobernante nos demuestra, una vez más, su “templanza” cínica, vulgar y ruin, al “privatizar con fines de lucro” el terreno donde estaba ubicada la escuela primaria 18 de marzo. Se levantó la opinión popular desde antes de que la demolieran, y él y su testaferro y títere Héctor Jiménez Márquez, declararon que no se demolería y que se le realizaría mantenimiento; después su testaferro declaró que seguiría igual, con su clave y no se demolería; luego, cuando ya la tumbaron, Jiménez Márquez declaró que se edificaría algo cultural, un museo, una biblioteca y mil argumentos más, y que no se vendería a ningún particular.

La negociación que realizaron con la Cámara Nacional de Comercio, La Paz, -Canaco- fue una vil transacción de un usurero a otro, de un hampón a otro, ya que la Canaco y el gobierno son la misma gata, pero revolcada; son negociantes que se aprovechan de cualquier artimaña para seguir explotando al pueblo en lo físico y en lo espiritual.

Porque, oiga usted caro lector, ¿quién se atreve a mentir con tanto cinismo como lo hicieron el gobernador y Jiménez Márquez? Con su acción de traspasar el predio (como si fuera un guajolote, para estar a tono con la navidad) demuestra el gobernador, (Héctor Jiménez NO porque es un simple mandadero) que le importa madre la opinión de la sociedad; comunidad y padres de familia se le enfrentaron y les dijo que no se vendería. La Canaco, con su espíritu de capitalista de cuarta, venderá el predio al mejor postor: por allí anda Carlos Slim.

Esta acción del gobernador nos viene a demostrar una vez más, que él gobierna (¿) para sus cuatachos y para el capital, venga de donde venga: ¡el pueblo es un simple mirón, por no decirlo feo!

Tito Piñeda, mi viejo compañero de luchas, lanzó una carta abierta en representación del Centro de Documentación de Historia Urbana, defendiendo el derecho del pueblo de rescatar el predio y la memoria de dicha escuela, alertándonos además, de las negras intenciones del gobernador de privatizar más espacios urbanos e históricos.

El gobernador sigue pensando que el pueblo no tiene memoria y se le puede engañar con facilidad… no se debe equivocar. Mi correo: raudel_tartaro@hotmail.com

PASEMOS EL RUBICÓN: Y el tercer regalo, quizá el más burdo y bufonesco, es el hecho de mandar a otro de sus testaferros, Rigoberto Mares, a que se sienta “funcionario de primera” a anunciar que “las posadas azules” rompieron record de asistencia allá por la tierra de los millonarios de Los Cabos.

Todo mundo sabe que las pachangas del Rigo “Charcos” por los distintos municipios, se realizan con dinero nuestro y que el gobierno dispone como si fuera de él. Pero siempre ha ido así: primero las realizó el PRI, luego el PRD, y ahora el PAN. El mismo vicio que se continuará después de las elecciones, aunque a lo mejor, y aquí sí que a lo mejor, el gobernador se va.

Las famosas posadas de las que se llena de caldo flaco el tal Rigoberto, no son más que las pruebas irrefutables de que el gobierno sigue la costumbre de la Roma imperial de darle “al pueblo pan y circo.” Aquí el pan se les puede hacer engrudo en la boca y el circo una manta del narcotráfico.

Y un regalo de pilón: en cuatro días los títeres panistas del congreso ungieron al nuevo procurador que dijo que “la administración anterior de la PGJE no estaba preparada para atacar delitos de alto impacto…” y ¡zas! El fin de semana ejecutaron a nueve y ayer y hoy ya van como cinco, una manta en pleno edificio de gobierno y otra en el quiosco del malecón. “Palomón” era una blanca paloma. Alea Jacta Est.- 19-12-17- Miembro de ESAC.-


* * *


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.