Terrenos en Cabo San Lucas

La suerte está echada / Minera Metalúrgica Boleo

El fantasma no se ha ido, ¿verdad Gabino?

Soy hijo de minero, trabajé en las minas en vacaciones de verano siendo estudiante de la Normal Urbana, y ya como maestro también trabajé tres veranos ya que al siguiente me enrolé en los cursos de la Normal Superior de Nayarit.  Tal vez el vivir tan de cerca la vida minera influyó para que por diez años enarbolara la lucha para que la empresa los reconociera comos sus trabajadores. En 1981 me vine a esta ciudad y en 1985 se clausuró la minería y los mineros fueron abandonados como animales sin dueño.

Santa Rosalía ha intentado varias fuentes de trabajo: Conagusa (empresa constructora de barcos), Recursos no renovables (empresa minera federal) y las empresas calamareras. Todo intento por fuentes de trabajo hasta ese momento, fueron infructuosos ya que las calamareras siguen el ejemplo de los franceses, de no reconocer derechos consagrados en la Ley Federal del Trabajo. De un día para otro se publicitó que llegaría una minera canadiense “para rescatar la tradición minera de Santa Rosalía”. Por fin llegó y se dijo que traía ¡mil cien millones de dólares! Inician trabajos y como a los dos años se retiran; los golpeó la crisis internacional, dijeron. Se vuelve a escuchar que regresan, pero ahora se llaman Minera Metalúrgica Boleo (MMB). Reinician los trabajos y el arroyo del Yeso y Santa Martha son despertados por el trajinar de voces y gritos, ruidos de camiones y máquinas. Se observa un movimiento inusitado que hace pensar en una gran inversión y un gran proyecto. Contratan personal para asuntos sin sentido, rentas millonarias de casas, servicio de primera en restaurantes y comedores, autos de renta, etc. Este tren  frenético de dispendio los lleva a la anarquía y contabilidad errática. Por fin, la canadiense de más de mil millones de dólares vende a los coreanos, que son buenos para los negocios pero negreros como los franceses de ayer. Cuando se publicitó lo de la minera, fui a Cachanía y recabé información. Por ningún lado se dibuja el interés de los “nuevos empresarios” por contratar directamente la mano de obra llamada “minero”: hay muchos trabajadores pero ni un minero, hasta ahorita.

Ya para concluir la pasada legislatura, convocaron a foros sobre minería tóxica; realizaron el de La Paz y Los Cabos y me apunté para presentar una ponencia en el de Santa Rosalía, que se realizaría en la Casa de la Cultura el 12 de febrero de 2011. Lo suspendieron: la ponencia concluye con el siguiente texto: “la minería tóxica mata al sujeto humano, pero los cien años de explotación minera de los franceses mataron el alma y la conciencia social en Santa Rosalía”. Minera Metalúrgica Boleo, tiene los dientes afilados para mantener “la tradición minera de los cachanías”: hasta hoy no se hacen responsables de las relaciones laborales escudándose en el sistema “outsourcing”, que no es mas que la vieja maña de la subcontratación. Tienen contratos con: empresas alimenticias, de aseo, con ingenieros que operarán las plantas beneficiadoras del mineral, con topógrafos, a todos hacen responsables de los trabajadores. Contrataron los servicios de acarreo de materiales diversos y agua. Desde hace tiempo surgieron problemas entre los camioneros prestadores de esos servicios y recientemente un grupo de camioneros y piperos tomaron la determinación de cerrar el acceso a las instalaciones, exigiendo igualdad en los servicios de acarreo, evitar malos tratos y despotismo. Seguramente que los coreanos, dueños ahora de la empresa, buscará los “mejores acuerdos” y pactar con los más bandidos. Mi correo: raudel_tartaro@hotmail.com

PASEMOS EL RUBICÓN: cuando la empresa francesa consideró que las ganancias se extinguían, recurrió al outsourcing e inventó los poquiteros, les encargó las minas y los mineros quedaron sin patrón. Minera Metalúrgica Boleo hace lo mismo: trabajadores, empleados, el servicio de la cocina y limpieza, camioneros y piperos, no son trabajadores de ella. En los sindicatos de la CROC y CTM, seguramente que hay “grupos expertos en sacar la mejor tajada; son los que nunca trabajan. La empresa acordará con ellos y con Gabino Espinoza, delegado estatal del transporte. Los camioneros “piden su salida ya que se ha dedicado a depredar con los permisos y concesiones de transporte y acarreo de materiales”.  El ejecutivo debe poner orden en la anarquía que ha creado el delegado de transporte puesto que el conflicto en Cachanía es la constante de la corrupción y tráfico de influencias en los permisos y concesiones. Alea jacta est. 29-05-13


* * *


Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.