La suerte está echada / El viejo y nuevo PRI

La corrupción sindical

En 1978 el PRI lanzó la convocatoria para la elección de la alcaldía en Mulegé, en la que se “elegiría” al candidato en una convención de delegados. En aquella época la lucha social representada por la fuerza de los mineros, sardineras, maestros, estudiantes, camioneros, eventuales, etc, estaba en su fase de mayor fuerza. El “recién desempacado” líder juvenil priista era Mario Vargas Aguiar, virtual candidato –o precandidato si había más enlistados- La raza me insistía para que me apuntara, y por fin vine a esta ciudad, saqué mi credencial de priista –que era requisito- y me apunté como precandidato. Obviamente lo hice para desnudar –una vez más- la anarquía y corrupción del tricolor y para que la ciudadanía se interesara en la lucha política. De antemano conté con un voto ya que en la elección del delegado magisterial ganamos el delegado. Se realizó la convención y para mi sorpresa tuve nueve votos de delegados. Obviamente Mario ganó la designación. En la reunión rompí la credencial y abandonamos el local. Es público y notorio que la corrupción campea en todos los partidos políticos, hoy más que antes ya que los intereses del estado mexicano son mayúsculos: allí están “los acuerdos” para la reforma energética, la hacendaria y la de educación que se le está saliendo de las manos. Allí está la inseguridad nacional que es la asignatura que  nos hace pensar que el crimen organizado tiene voz y mando como poder alterno. La movilización de la CENTE hace tambalear la política errática diseñada desde las cúpulas: no encuentran la salida y están a punto “en aras de la defensa ciudadana y las mayorías” de emular a Díaz Ordaz y Echeverría: “aceptamos la inconformidad y movilización, pero antes que nada debemos preservar el estado de derecho”. Antes era el presidente y el PRI los que partían el queso; ahora cuentan con la complicidad de los partidos políticos y todo el entramado de “la revolución”. En nuestra entidad “la cosa es la misma”; la corrupción e impunidad, la anarquía y simulación, la corrupción sindical y social, campean por todo el territorio estatal: el PRI, ese viejo dinosaurio que apenas en la pasada contienda estatal y en la federal de julio, fue vapuleado, y por las incendiarias proclamas de los candidatos y dirigentes, nos lo imaginamos echado en un ataúd y sepultado. No, no fue así, sino que el viejo reptil es el nuevo, y que con las viejas mañas pretende regresar a la gubernatura y a los cinco municipios.

 Hará apenas dos días que “eligieron la nueva directiva de la CTM” ¡¡y por unanimidad de los delegados! reeligieron a Amadeo Murillo Aguilar, cínico y desvergonzado dinosaurio, emblemático reptil que si durante 30 años fue y es el eslabón gusanoso de un PRI inmoral y cínico, con su reeeelección de hace unos días certifican una inmoralidad, corrupción y antidemocracia que no tiene nombre en la vida social de la entidad. Este dinosaurio inmoral sirvió de títere durante los doce años del “leonenarzi” y ahora en las maduras de Peña Nieto pretende la próxima diputación federal. Si ya de por sí su enésima reelección pinta un PRI más corrupto y desvergonzado, la presencia de Juan Alberto Valdivia Alvarado, diputado local y presidente del PRI y la presencia del senador Ricardo Barroso Agramont, nos dan la lectura de que los dinos y los bebesaurios no tienen vergüenza, y si no se tiene vergüenza tampoco se tiene dignidad ni decoro. Tal vez por esas virtudes son cuadros de primera en el estercolero tricolor. Y como escribió el compañero Mario Santiago: no escribo para quedar bien con alguien y golpear a otro… pero la reelección de Amadeo no tiene madre. Mi correo: raudel_tartaro@hotmail.com

PASEMOS EL RUBICÓN: para nadie es un secreto que desde que Isaías González, senador por la entidad y dirigente nacional de la CROC, lanzó sus amarras a la CROC local, Amadeo entró en desuso. Su reelección cuando menos le da respiración de boca. Lo dramático es que el PRI local “y los cuadros de primera” se revuelquen en el vómito. Alea jacta est. 28-8-13


* * *


Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.