RIP Alonso Méndez Suriano

La suerte está echada / Bahía Magdalena en la mira imperial…

Los intentos de invasión a Bahía Magdalena son inmemoriales. En el último tercio del siglo XIX, el gobierno de Juárez la concesionó. A principios del siglo XX el gobierno de Porfirio Díaz acordó con el gobierno de Estados Unidos para que su flota “practicara el tiro al blanco en las aguas de la bahía”. El ilustre sudcaliforniano Filemón C. Piñeda se opuso a que la armada gringa anclara en la bahía y en una reunión leyó su célebre protesta inscrita en su poema “Bahía Magdalena”. El gobierno mexicano instaló una guarnición naval y militar en Puerto Cortés asentado al norte de Isla Margarita. Los corsarios modernos encabezados por Leonel Cota inician la neoinvasión y negocian la venta de El Mogote sirviendo como tapadera el corrupto Luis Cano. Narciso Agúndez pone sus ojos en un territorio mucho más jugoso, se autonombra ejidatario de La Purísima, en el municipio de Comondú y en la “jugosa Bahía Magdalena”. Inician su invasión y el gobierno municipal de Covarrubias entrega carta de posesión en Cabo San Lázaro (2 300 Has. al suroeste de Isla Magdalena) a Luis Cano –el mismo de El Mogote-, carta apócrifa ya que el corrupto Cano nunca había estado en ese Cabo. Algunos analistas políticos y escribas de El Peninsular, iniciamos la jornada contra la intención perredista de apoderarse de la bahía. La Suerte Está Echada el viernes 23 de marzo de 2012, apunta su colaboración atacando la intención imperialista. En cuatro entregas denuncia al gobierno agundista. Pero los ojos imperialistas nunca se han apartado de ese complejo lagunar. Cuando las autoridades de Semarnat negaron los permisos al grupo Los Cabos, reiniciaron los intentos y el presidente Calderón, que había declarado que el complejo lagunar sería declarado zona natural protegida, de un día para otro acuerda con el gobernador Covarrubias para negociar con unas empresas canadienses y abrir un canal que permita la llegada de grandes buques a Isla Margarita. Recientemente el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA) “celebró el exhorto que hizo la senadora Ninfa Salinas Sada  a la Semarnat en que pidió considerar a Bahía Magdalena como hábitat crítico y abrir un espacio de consulta pública para aprobar el proyecto”. “Solicito a la autoridad un estudio a profundidad de un proyecto de dragado que pone en riesgo a ballenas grises al permitir la entrada de cruceros de las empresas Holland América Line y Carnival Cruice Line en su área de reproducción”. “La manifestación de impacto ambiental promovido por la Administración Portuaria Integral, API de Baja California Sur revela que se busca crear y mantener el canal de navegación alterno en Puerto San Carlos realizando un dragado de 3,550 metros de longitud con el fin de dar la profundidad necesaria para el paso de buques de gran calado”. Hasta aquí la información y la promoción contra la intención de hacer un muelle para el arribo de barcos de gran calado. Una vez más el gobierno del estado aprovecha su posición de jerarquía para actuar en contra del interés general. Aprovecha la API para que solicite la manifestación de impacto ambiental. Y como ciudadanos nos preguntamos: ¿ Por qué es la API B.C.S. la que solicita tal  requerimiento? ¡Si la API es dependencia estatal! ¿Por qué se colude con empresas extranjeras? ¿Por qué el gobierno estatal apoya el dragado para la llegada de megacruceros? ¿Por qué el gobierno atenta contra la seguridad de la ballena gris y la biodiversidad irrepetible de Bahía Magdalena? ¿Por qué el Congreso del Estado no se pronuncia contra esta nueva intentona de apoderarse de Bahía Magdalena, sus islas, sus canales y manglares, que de concretarse será un crimen ecológico de gravísimo impacto ambiental? ¿Cómo es posible que las autoridades permitan que en nuestras narices nos estén robando? Mi correo: raudel_tartaro@hotmail.com

PASEMOS EL RUBICÓN: tal parece que “USA tiene a Baja California Sur donde quería” (Jorge Ledesma), porque no puede ser de otra manera ya que desde la cabeza política representada por el gobernador hasta el funcionario de menor jerarquía, están al servicio del imperialismo del norte del Río Bravo. Tierras, playas, bahías, pueblos y ciudades paulatinamente van siendo ocupados por el imperialismo. Desde la línea de Todos Santos hasta las playas, ranchos, rancherías y terrenos de Los Planes, la costa del Pacífico y el Golfo por la carretera de vía larga y desde Todos Santos y dando vuelta por San José del Cabo, nuestras “democráticas” autoridades se hincan ante el billete verde… y qué decir del jugoso filón que representan las playas y terrenos de Loreto, Bahía Concepción y la Pacífico Norte de Mulegé. “USA tiene a Baja California Sur donde quería”… y nuestras flamantes autoridades son cómplices de palo. Alea Jacta Est. 26-10-12  


* * *

Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.