Terrenos en Cabo San Lucas

La corrupción

Varias ocasiones he tocado el tema de la corrupción

Varias ocasiones he tocado el tema de la corrupción. Los más conservadores dicen que nos cuesta a los mexicanos 500 mil millones de pesos. López Obrador esta cifra maneja, y dice que al eliminarla esta cantidad se usará en beneficio popular; los más radicales como Denise Dresser la manejan en un billón de pesos. Viendo a cualquier lado podemos concluir que Dresser es la que más se acerca a esa cifra de un millón de millones.

Este tema lo han manejado hasta el cansancio: (el pueblo los escucha y sonríe); los candidatos a la presidencia de la república, tres han dicho en todos los foros que terminarán con ella. Y el que más se acercó a una solución –no completa- fue Jaime Rodríguez Calderón –el Bronco- cuando en el primer “debate” dijo que a los corruptos habría que mocharle la mano. Los “comunicólogos, analistas políticos” pusieron el grito en el cielo por “tan salvaje” expresión del Bronco.

Mi tesis, la que he manejado hace mucho, es que a la corrupción comprobada se aplique la pena de muerte.
No entiendo por qué López Obrador ha dicho que a los corruptos los perdonará. Si aplicando la pena de muerte la corrupción se mantendría por varios años, con la medida que dice el Peje, nunca se terminará.
También opiné que al llegar a la presidencia, y si gana la mayoría en el Congreso, en una de las primeras iniciativas deberá decretar la pena de muerte. ¿Por qué no se ha decretado? Porque han gobernado los mismos y por el pavor que le tienen a la opinión del entramado político. Opino que si se decretara el pueblo la apoyaría. Solamente así la tesis de Andrés Manuel -de acabar con la corrupción- sería una asignatura que muy luego tendría sus resultados.

No habría guillotina que diera abasto para cortar cabezas. ¿Quién saldría ganando con tremendo susto de pena de muerte? La sociedad en su conjunto.

Si López Obrador no enjuicia a los corruptos declarados, ésta no se terminará por más buenos deseos del que –según las encuestas- será el próximo presidente de todos los mexicanos.

Y analicemos en mínima escala el fenómeno nacional de la corrupción:

En el gabinete presidencial es imparable.

Los salarios insultantes de los ministros de la Corte.

En la iniciativa privada el mismo fenómeno.

Un ente altamente corrupto es el ejercicio de todos los partidos políticos en sus direcciones nacionales y locales. Porque no es corrupto nada más el que roba sino el ejercicio del mandato: compadrazgos, amiguismo, pareja sentimental, hijos, hermanos y parientes de todo tipo colocados dentro de la estructura “del partido” Si no se maneja mucho dinero en los estados débiles cuando menos se maneja el influyentismo para colocar en la esfera estatal a familiares y amigos.

Imagínate caro lector los millones de pesos que se fugan por el ejercicio de los partidos políticos: “a como es el pájaro es la pedrada”, es decir, la alta corrupción “partidaria” en las direcciones nacionales y en la Ciudad de México. Mayor jerarquía y poder, mayor corrupción. Los estados son pecata minuta.

Y por el mismo estilo se maneja la corrupción en los sindicatos.

Si López Obrador en ninguno de sus discursos los tocó, (partidos y sindicatos) por algo será. Porque ni modo que no sepa de la alta corrupción de estas potestades intocables y en las esferas de los grandes empresarios. ¿Pensará tener un gran aliado en los partidos políticos y sindicatos?

¿Y si echamos una pequeña “pensada” en el Congreso de la unión, (senadores y diputados)? Los miles de millones de pesos que nos cuesta mantener a tanto haragán en las dos cámaras. Tampoco los tocó el Peje. Tendría que habernos informado que al llegar reduciría el tamaño gigantesco de estas cámaras. (¿o será estrategia para ganar más votos?)

Y la corrupción danzante en la S.E.P.? ¿Y de las demás dependencias federales?

¿Y estas mismas dependencias en los estados? ¿Y qué decir de los gobernadores, su gabinete y las influencias? ¿Y las alcaldías? En las piojas se roban unos miles de pesos, pero en “las grandotas” son millones.

En esta entidad funciona el subsistema de educación en el que la corrupción aflora como cáncer maligno:
Las direcciones generales disponen de mil recursos en la opacidad más escandalosa. Injusticias, plazas y horas sin tener derechos, manejo del presupuesto como dinero particular, corrupción sindical y laboral etc. etc.

Y así podríamos continuar sobre la mega corrupción nacional donde hasta “el más molacho mastica fierros”.
En “los debates” de los presidenciables afloró la corrupción por todos lados. Ni el Peje se escapó de los señalamientos. Y si él se ha declarado persona no corrupta, ¿por qué aceptó tanto zángano de última hora? No es corrupto nada más el que roba sino el que practica actos corruptos sin robar.

En los debates estatales también los candidatos pisotearon el fango de la corrupción. Aparecieron y aparecen como los más corruptos, Marco Puppo y Rubén Muñoz… qué desgracia ¡y son los punteros! en la alcaldía de La Paz.

De los demás candidatos a diputados y senadores nada apunté, pero basta decir que diputados “de la mafia del poder del PAN” que se enlistaron para ir por la reelección, votaron mil actos en contra del pueblo siendo los más sonados el que involucró a un hijo del secretario de educación y el acuerdo que tomaron para demolerla emblemática escuela 18 de marzo.

Y hoy cínicamente vuelven a ser candidatos. Y este pueblo nuestro volverá a votar por ellos ¿No será corrupción votar nuevamente por corruptos? Mi correo: raudel _tartaro@hotmail.com

PASEMOS EL RUBICÓN: Y entonces el Peje nos debe muchas interrogantes que debe despejar después del primero de diciembre. ¿Cómo terminar con la corrupción si no se castiga a los corruptos?
Materia pendiente será atacar la corrupción de las dependencias federales, estatales y municipales.
Reducir drásticamente el Congreso de la Unión, eliminar el subsidio a los partidos, aumentar el salario mínimo y decretar emparejar la pensión a jubilados que no alcanzan los diez salarios mínimos.

Hay muchas asignaturas pendientes. Alea Jacta Est.- 26-06-18


* * *


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.