Diálogo y acuerdos

Fuimos a la contienda y la unidad de izquierda fue arteramente masacrada por el gobierno

Para la tercera legislatura (1981-83) un grupo de izquierdistas militantes del Partido del Pueblo Mexicano (PPM) participamos con registro condicionado al resultado de las elecciones; logramos el registro definitivo como partido local y Manuel Ortiz Macarena fue el diputado del partido. En la cuarta ya éramos Partido Socialista Unificado de México y logramos otra diputación en la persona de Rubén León. Para la quinta legislatura (1987-89) terminaría el gobierno de Alberto Alvarado y el candidato fue Liceaga Ruibal. La militancia de izquierda se encuadraba en: Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT), Partido de la Revolución Socialista (PRS), Partido Mexicano de los Trabajadores (PMT), Partido Obrero Socialista (POS) y el Movimiento Revolucionario del Pueblo (MRP). En aquel tiempo la izquierda sudcaliforniana estaba formada por una militancia joven, cuarentona para abajo –sería romántica?- terca, tozuda, doctrinaria y anárquica, curada de todos los cánticos ofrecidos por el gobierno. Teníamos fuerza y capacidad de convocatoria. Por esa razón iniciamos las pláticas para ir juntos a la elección. Todas las reuniones caminaron sin sobresaltos hasta que llegó el momento de designar al candidato a diputado de representación. Salvo el PRT los demás acordaron que sería yo el candidato ya que teníamos seis años con diputado. Las pláticas se estancaron. Varios intentos y nada. Llegué al cubículo de Rubén León, nuestro diputado y le dije que para salvar la unidad yo renunciaba a la candidatura y se la entregaríamos el PRT con la condición de que Tito Piñeda fuera el candidato. Llegamos a la reunión y acordamos: formamos la Unidad Popular Sudcaliforniana (UPS). El PSUM no participó en las pláticas ni en la unidad porque los que lo formábamos rompimos con él en México y formamos el PRS dejando únicamente el cascarón. Fuimos a la contienda y la unidad de izquierda fue arteramente masacrada por el gobierno y la diputación que logramos por seis años se la entregaron al cascarón del PSUM. Tito Piñeda no fue diputado. Fue el último momento histórico que jugó la izquierda sudcaliforniana.

Y viene a cuento porque para lograr la unidad y los acuerdos se necesita mucha capacidad de análisis y reflexión, romper con los intereses de grupo y de poder anteponiendo el interés supremo del pueblo y el bien común. La fórmula mágica de que será imposible que todos logren la candidatura, se olvida y prevalecen los intereses de poder y de grupo, amor al puesto, a la jerarquía, al ego y al dinero.

He leído los “inteligentes análisis políticos” que publican algunos periodistas. No se cansan de repetir que en el PRI no hay unidad y que Barroso no podrá detener la desbandada; que Isaías no lo apoya y que Estela mueve su juego. A estas alturas la alcaldesa y el senador tuvieron el suficiente tiempo para analizar el escenario que pueden construir para buscar el triunfo o las señales soterradas para restar votos. ¿Será tanto el deseo por la gubernatura que si no fueron ellos Barroso no debe llegar? No lo creo aunque “a estas alturas” el ejercicio de la política no busca el interés supremo del pueblo y mucho menos el bien común. Por eso la urgencia de que no haya tantos desencuentros en los partidos para que el pueblo, cuando menos al final de la jornada no se sienta tan decepcionado. Y ya lo comenté el miércoles: ¿Se lucha por ideología y principios, contra la corrupción y la injusticia, o se lucha por intereses personales, de grupo y de familia?

En Mulegé Jorge Luis Vargas Aguiar (Coqui) fue descalificado para contender por la candidatura y Felipe Prado Bautista es el candidato del tricolor para enfrentarse al ortóptero, mimético y chapulinesco Pedro Osuna López, que se vistió con la casaca priista, luego con la perredista y ahora con la panista. El amante de la pertenencia, los principios y la ideología, le dicen al chapulinesco Pedro, verdad? Y vale una interrogante: ¿se habrá cambiado de partido para buscar el bien común, la justicia y la democracia? Mi correo: raudel_tartaro@hotmail.com

PASEMOS EL RUBICÓN: Pedro Osuna como perredista ya derrotó al PRI en la elección de 2005. Para derrotarlo hoy que trae el trapecio del PAN la fórmula es la unidad. Coqui Vargas ha declarado que la CNOP mulegina respalda con la estructura y trabajo desarrollado a Ricardo Barroso Agramont, pero no ha declarado la unidad para respaldar a Felipe Prado. Si Vargas Aguiar no rectifica y se lanza con todo para que el PRI rescate Mulegé después de diez años, estará cometiendo un grave error y le pondrá en bandeja de plata “el palacio de madera” al saltamontes Pedro Osuna que como alcalde logró ahorrar de su salario para comprar algunas unidades que están de planta en la minera El Boleo dando servicio en acarreo de agua y materiales logrando ganancias nada despreciables. Leí que su responsabilidad como director en el tecnológico superior está siendo cuestionada por el destino de los recursos que manejó. Al final de cuentas será la población la que con su voto entregue la responsabilidad a Felipe Prado o a Pedro Osuna. Jorge Luis Vargas Aguiar tiene la responsabilidad de ser actor importante en la decisión final de los que voten. Declaro que soy enemigo jurado de los saltimbanquis y que para esta elección son una plaga. Alea Jacta Est. 20-02-15


* * *


3 Responses to Diálogo y acuerdos

  1. polremember 20/02/2015 en 6:50 AM

    Que paso señor Boby, ya le salio lo priista, Pedro osuna seria nuestro proximo presidente, aunque perteneciera de nuevo al pri, no es el color al que pertenezca si no la huella que dejo al gobernara este municipio, se le dio la oportunidad a uno de los nuestro y le valio mad… y el otro ustedes lo dejaron a fuera, si entre ellos (pri) se descalifican, se pelean, cree usted que veran por nosotros de mulege, ese prado si quiere la presidencia para recuperar todo lo que ha gastado, no le importa el bienestar de los muleginos.

    arriba POL aunque a usted le duela

  2. Curioso 20/02/2015 en 9:21 AM

    Jajajaa y que huella dejo Pedro Osuna los 4 millones que se robó los dos millones del tecnológico que huella por favor amigo dígame usted que obras hizo y las que hizo fue con apollo del gobierno de Narcizo agudez o se le olvida la unica huella que a dejado a sido la de la traición junto con ediht Aguilar se vendieron al mejor postor por eso la gente no los bajá de chapulines

  3. el mechudo 23/02/2015 en 2:06 PM

    a poco creen k barroso va a pelear por el pueblo,contra la corrupcion y contra la impunidad__??????????,ni priistas ni panistas haran algo por el pueblo!!!!Parece k con sus escritos si esta apoyando a barroso,Como dicen Ud. ya es priista tapado desde hace mucho tiempo.Salga del closet …Pues k mas da.

Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.